Desde el principio de los tiempos los moteros han metido sus manos y desplegado su creatividad para personalizar sus vehículos, convirtiendo un modelo de serie en una moto de cuño personal o moto custom.

Lo llamativo es que ahora los fabricantes parecen alinearse con esta tendencia. Si hace un tiempo fue Indian con su Indian Project Scout ahora Victory siguió los pasos abriendo el concurso Operation Octane entre sus concesionarios. El concepto detrás: buscar la mejor personalización de su modelo Octane.

Se establecieron dos categorías en competencia, North America e International, esta última algo así como resto del mundo. En la primera se impuso el modelo Evil Ethel, desarrollado en la ciudad de Dallas, en tanto que en la categoría internacional se impuso el modelo Desert Racer, gestado en Alemania.

Acá te dejamos algunos de los creaciones en competencia que nos resultaron más llamativas. Si quieres ver más puedes ingresar a la web de Victory.