Hace rato que la cuestión de la movilidad es un asunto de primera importancia para un montón de actores: usuarios, fabricantes de vehículos, encargados de planificación vial, constructores de infraestructura y, finalmente, para casi todo el mundo.

Las ciudades tienen más gente, las distancias de traslado no se acortan y los sistemas tradicionales de transporte están en entredicho, por su relación consumo/eficiencia.

Ante este escenario, regularmente surgen propuestas para afrontar el tema y una bien interesante es la desarrollada por Lit Motors con su modelo C1, un indefinible vehículo que luce como una motocicleta carrozada.

02_C1

El C1 puede albergar al conductor más un acompañante, es ciento por ciento eléctrico, tiene una autonomía del orden de los 320 km., su velocidad máxima es de 160 km/h. y posee una aceleración nada despreciable, pues le bastan solo seis segundos para llegar a los 100 km/h. Datos bastante convincentes para un uso citadino, amén de su reducido tamaño que lo hace muy “estacionable”, mide 2,8 metros de largo, uno de ancho y 1,4 de alto.

001_C1

Aunque luce como moto, difiere totalmente de una en cuanto al modo de conducción, pues no requiere del equilibrio del piloto para conducirla, como tampoco debes sacar un pie para apoyarte en el suelo durante los semáforos en rojo.

Esto es posible gracias a que el C1 tiene un sistema de estabilización sobre la base de giroscopios desarrollados por los chicos de Lit Motors, el cual impide que el vehículo caiga sobre un costado al detenerse.

003_C1

La producción del C1 no se inicia aún y tampoco hay fecha anunciada para que ello ocurra, sin embargo se puede reservar desde ya en su sitio web ¿El precio? Se estima que costará unos US$24.000