Hubo que esperar muchos años para ver nuevamente una Indian Scout, pero la espera valió la pena. La versión 2015, si bien se inspira en la leyenda original, es una motocicleta completamente nueva, que emplea la última tecnología disponible y que es la primera en la historia de la marca en incorporar un motor refrigerado con agua.

Es probable que muchos crean que Harley Davidson es la compañía pionera en los Estados Unidos. Sin embargo,  Indian Motor Company fue el primer fabricante con una moto en el mercado, en 1901 (nota relacionada). Y a pesar de las interrupciones, la marca es todo un símbolo y un fetiche entre coleccionistas.

Indian Scout_1

La Indian Scout de este siglo goza de un diseño evocador, pero con la actualidad necesaria para ser el deleite de los seguidores de la marca y seducir a tantos otros que, por años, han preferido la vereda de una Harley Davidson o alguna moto japonesa del estilo. Todos huérfanos porque Indian no ofrecía más que diferentes versiones de la Chief (Classic, Vintage, Chieftain) o la Roadmaster, muy similares en diseño y mecánica.

Con la Scout, no obstante, se abre una nueva era de Indian.

Indian Scout_5

Una de las innovaciones que marcan la diferencia en la oferta de Indian es su poderoso motor V-Twin de 1.130 cc. que, como se dijo, es el primero refrigerado por agua. Además de su eficiencia y potencia -que ya revolucionan las hormonas-, cuenta con un exquisito diseño que provoca los sentidos. Algunos de estos atributos, también, hacen de la experiencia algo concreto y no sólo sensorial.

Indian Scout_2

  • Potencia máxima de 100 Cv @ 8.000 rpm
  • Par máximo (Torque) máximo de 98 Nm @ 5.900 rpm
  • Inyección electrónica
  • Caja de 6 velocidades con Overdrive
  • Control crucero de velocidad
  • Encendido Keyless (sin llave)
  • Transmisión por correa dentada
  • Frenos con ABS
  • Embrague multidisco

Indian Scout_6

Constatados algunos de las características que harán de esta moto un verdadero placer a la hora de conducir, las sensaciones se magnifican con los detalles que se aprecian en todos sus componentes. Su asiento individual y de fino acabado en cuero (como el original) permite una postura cómoda y erguida, con una altura de 643 milímetros, que además acoge a todo tipo de personas, independiente de su contextura, tamaño y experiencia. Sumado a un bajo centro de gravedad, y a un impresionante ángulo de inclinación que alcanza los 31º, la sensación de seguridad que se transmite al motociclista es de nivel superlativo.

Indian Scout_8

Para que la conducción sea aún más gratificante, las suspensiones fueron diseñadas para absorber de forma muy efectiva los sobresaltos en la ruta. La doble amortiguación trasera, además, es regulable lo que hace a la Indian Scout aún más confortable y segura. Aparejado a esto, el ligero chasis de aluminio aporta en algo esencial a la hora de pilotar una motocicleta: un bajo peso (255 kg. en seco) que permite una gran maniobrabilidad a pesar de su tamaño.

Indian Scout_10

La marca, actualmente es propiedad de Polaris desde 2011, firma gringa experta en vehículos todoterreno (nota relacionada). El modelo fue presentado en la Sturgis Indian Motorcycle Demo Experiencie que se realiza en Dakota del Sur (hasta el 9 de agosto), y en donde todos están invitados a probar la moto.

Indian Scout_9

A quienes sienten que la nueva Indian Scout es la moto que deben tener, les contamos que para ser sus propietarios es necesario desembolsar US$ 10.999 equivalentes a CL$ 6.346.423, que viene a ser un precio muy razonable tratándose de una leyenda.

Una moto legendaria merece dos videos:

La nueva Indian Scout en las palabras del jefe de diseño, Rich Christoph: