Simpleza, un aire clásico y mucho estilo. Cuando se habla de motos, a veces, es lo único que se necesita. La Triumph America LT (CL$9.690.000), por cierto, reúne todas esas características, agregando comodidad y prestaciones para moverse con soltura en calles y, sobre todo, carreteras, que es donde se disfruta de todo su potencial

TriumphAmerica_Port

Una de estas bellezas cayó en nuestras manos y decidimos salir a dar una vuelta (bueno, más de una). ¿Qué experimentamos manejando una moto como la Triumph America LT? Aquí nuestras impresiones:

ESTILO

TriumphAmerica_15

Esta moto tiene un diseño que se asemeja a los grandes clásicos de las rutas estadounidenses (como la Harley-Davidson, por ejemplo). Si no se supiera que es una marca británica, varios creerían que es otra cruiser de origen americano. Y más aún en virtud de su nombre: Triumph America.

TriumphAmerica_21

Todos sus componentes tienen como función mandatoria seducir a los amantes de este tipo de motocicletas: tapabarros, estanque de combustible, llantas, manillar, focos, etc.

De fábrica vienen componentes de alta calidad, pero si andas buscando exclusividad, la Triumph America cuenta con una serie de accesorios para personalizar la moto y dejarla como en tus sueños.

TriumphAmerica_24

Los detalles más logrados, creemos, están en el deposito de combustible. Este es de gran tamaño (como esos que son de doble cuerpo y que están divididos internamente) y está coronado por una tapa central cromada.

Los tapabarros son envolventes. Abrazan gran parte del neumático y en el caso del trasero, además posee un conjunto óptico que incluye un soporte cromado para las luces de viraje y el foco de luz y freno que también ilumina la patente.

TriumphAmerica_33

Los elementos cromados no son al azar. Además de dar un toque clásico son un sinónimo y referente en las motos de esta tipología.

Entre sus accesorios, también hay que destacar uno que le brinda un incomparable confort de marcha. Nos referimos a la generosa pantalla que cubre del viento, ultra necesario para una moto Crusier, devoradora de kilómetros y kilómetros de carretera.

TriumphAmerica_28

Al ser de gran tamaño no se requiere ajustar en altura, pero hay que sugerir la compra de otro accesorio: una traba con llave. De lo contrario, luego de volver de la panadería podrían encontrase con que ya no está… Frustrante ¿cierto?

SENSACIONES DE MANEJO

TriumphAmerica_19

Al instalarse lo primero que se siente es placer. Su amplio y mullido asiento es un manjar para las posaderas. Además cuenta con un sencillo y pequeño respaldo, suficiente para apoyar hasta la última vertebra de nuestra espalda. Esto también provoca un ajuste que nos da firmeza en la conducción.

Los niveles de comodidad no tan premium para un acompañante, pero la comodidad está garantizada con un agradable respaldo que de paso aporta en diseño y estilo.

TriumphAmerica_20

En cuanto a la montura, los estribos son fundamentales para proveer de un apoyo que le dé aplomo y comodidad al conductor. En el caso de la Triumph America LT, son un par de pisaderas donde el pie calza por completo e incluso da espacio para buscar otras posiciones a los pies.

TriumphAmerica_25

El acompañante, nuevamente es discriminado en las comodidades provistas para él o ella. Pero todo tiene solución si buscas entre los accesorios: hay pisaderas para reemplazar los incomodos pedalines, sobre todo en viajes largos… La America es una Cruiser, nunca lo olviden.

TriumphAmerica_14

Una pequeña observación: el pedal de la caja de cambios es bajo como para meter la bota con facilidad, se requiere mejorar la posición y el ángulo. En todo caso, el pedal cuenta con talonera para subir de marchas. Si combinas, la parte delantera la puedes ocupar sólo para retacar, con esto el detalle no se torna tan fundamental.

Del freno no hay nada que decir, cuenta con un pedal de generosas dimensiones, correcta ubicación, excelente funcionamiento, así como la frenada que provee.

TriumphAmerica_10

Sobre el depósito de combustible hay una placa cromada que se asemeja al logo de la marca en su forma. Aquí se ubican una serie de testigos importantes para la conducción, aunque la lectura no es la mejor por el ángulo y la posición con respecto al piloto. En un día soleado, además, se hacen menos visibles.

De los testigos mencionados, pensamos que sería mejor verlos en el marcador, pues este posee mejor ángulo. Al menos para las luces que señalan el neutro y los señalizadores.

TriumphAmerica_3

Para los que manejan según las rpm del motor, extrañamos un cuenta revoluciones. Pero no es que falta, sino que se vende como accesorio y se coloca en la misma placa que va sobre el estanque, en reemplazo del logo de marca que viene de fábrica. Es imprescindible revisar la lista de accesorios (ver aquí).

PRESTACIONES Y PERFORMANCE

TriumphAmerica_31

Para moverse, la Triumph America LT cuenta con el mismo motor que monta la Boneville T100, es decir, 900 cc. ¿Las diferencias? Unos HP menos de potencia, pero mayor torque.

En números esto significa que la Triumph America LT eroga 61 hp de potencia máxima y torque de 72 Nm. Todo entendible debido a que obedece a que una moto más pesada y voluminosa, y que requiere más par motor para lograr mejor performance desde un régimen bajo, característico del segmento.

TriumphAmerica_7

El arranque se hace con la llave que va posicionada en una tapa plástica al costado izquierdo, a continuación del asiento. Si bien es un detalle que aporta a su estilo, creemos que hubiese sido mejor en la horquilla, más común en estos modelos y, a la vez, más funcional. Pero estos detalles son cuestión de gustos.

Antes de partir hay que levantar la pata de apoyo, ya que si no lo haces la moto simplemente se apaga, una medida de seguridad común a muchas motocicletas. Y en el caso de la Triumph America LT hay que acostumbrarse, pues el fierro está muy escondido bajo la pisadera.

TriumphAmerica_29

Resumiendo, la Triumph America LT es una moto concebida para viajar y su autonomía está en el orden de los 200 kilómetros sin necesidad de cargar combustible.

TriumphAmerica_30

Si bien la cruiser brilla en carretera, tampoco lo hace mal en el tráfico urbano. Las constantes paradas en los semáforos no son un sufrimiento, a pesar de su elevado peso, puesto que puedes posar ambos pies en el asfalto y así contar con apoyo más que suficiente para mantenerse en tierra firme. Pero si la quieren mover en parado, les costará un poco. Sobre todo si son pequeños, enjutos y poco robustos, como quien probó esta moto.

TriumphAmerica_4

Si quieres más detalles, mira la ficha técnica de la motocicleta (ver aquí).

Ahora que brote la envidia al vernos sobre la Triumph America LT: