Multiplicar a partir de un modelo es lo que están haciendo diferentes marcas mediante cambios de cilindrada o estilos que es lo que ocurre con la Benelli Leoncino 500 Sport, una moto que revive el estilo café racer a partir de la iteración de la moto que trajo de regreso este emblemático nombre de la marca italiana con la Leoncino estilo scrambler.

Los rasgos café racer de esta Leoncino están en su foco redondo inserto en la cúpula tipo burbuja, la tapa del colín que cubre la parte del asiento de gamuza destinada al pasajero y una placa porta número que también es un práctico portaobjetos con cerradura.

El corazón de este león es un motor bicilíndrico de 500 cc refrigerado por agua e inyección electrónica que es capaz de ofrecer una potencia de 48 hp a 8500 rpm y un torque de 46 Nm a 6000 rpm. Acoplado a una caja de cambios de 6 velocidades.

La instrumentación es completamente digital, mientras que todos los faros son con iluminación totalmente LED.

Su estructura es un cuadro de tubos de acero cuya parte final está oculta por el tanque de combustible, integrado en el diseño de la motocicleta, como todas las variantes de la Leoncino que son cuatro si contamos la Leoncino 250 y la Leoncino Trail.

En sus ruedas encontramos neumáticos de calle 120/70-R17 y 160/60-R17, es decir ambas llantas aro 17, con el toque de color que armoniza con el resto de la motocicleta.

Las suspensión delantera tiene una horquilla invertida con 50 mm de diámetro y la posterior un brazo oscilante con monoshock lateral y recorrido de 51 mm., ambas regulables.

El sistema de frenos se compone de doble disco de 320 mm de diámetro con pinzas radiales de 4 pistones en la rueda delantera, mientras que la trasera lleva un disco de 260 mm de diámetro y pinza de un pistón.

Benelli asegura que la Leoncino 500 Sport estará disponible a partir de la segunda mitad de 2018.

¿Que les pareció la transformación de la Leoncino en una cafe racer? ¿Con cual de todas sus variantes se quedarían?