Si hay que nombrar una marca británica de motos emblemáticas y de larga trayectoria, una de las primeras que viene a la memoria es Norton. La compañía fue fundada por el joven James Lansdowne Norton en 1898 y tiene una historia llena de altibajos. Sin embargo, luego de su renacimiento en 2008 no para de fabricar máquinas que sorprenden.

Norton Dominator_1

Su última creación es la Norton Dominator, básicamente una versión callejera de su Café Racer Norton Domiracer, y que revive el glorioso pasado que corre por sus fierros.

Norton Dominator_4

Si no fuera por ciertos materiales, partes y piezas de última generación, esta Norton Dominator podría pensarse como una moto que fue sometida a un proceso de restauración. Sin embargo, su colín y cúpula de fibra de carbono, la suspensión Öhlins ajustable, con antirrebote y precarga, sus frenos de disco Brembo y sus marcadores con información análoga y digital, entre otros detalles de su arquitectura, delatan que es una creación de este siglo.

Norton Dominator_2

Para mover la Norton Dominator, el fabricante británico dispuso de un motor de dos cilindros en paralelo de 961 cc, refrigerado por aire, que libera 78 hp @ 6.500 rpm y un torque de 90 Nm @ 5.200 rpm. Todo comandado por una transmisión de cinco velocidades.

Norton Dominator_5

Esta moto es un pieza única, sólo se fabrica en una versión y su precio sencillamente es prohibitivo. Solo unos pocos serán los afortunados en desembolsar los €41.990, un equivalente a CL$ 30.340.000, que se piden por ella.

Norton Dominator_6
Norton Dominator_3