Australia es un país que goza con los fierros. El gusto por la adrenalina que derrama la velocidad y el ruido de los motores llega a niveles completamente insanos. Un reflejo de esa locura es que varias marcas de vehículos fabrican versiones especiales sólo para complacerlos. Y si una compañía no lo hace son los propios australianos quienes meten mano a las máquinas para satisfacer sus necesidades.

Un ejemplo es Paul G. Maloney, quien acaba de culminar una obra maestra: una moto PGMV8, bautizada así por sus iniciales y el “motorcito” que le puso, un V8 de 2.0 litros.

PGMV8_1

Esta descomunal máquina de dos ruedas es fruto del trabajo del equipo de Paul Maloney, un grupo de ingenieros provenientes del Moto GP y la Fórmula 1, con lo cual ya se estarán imaginando el resultado.

PGM2LV8 LRQ

La PGMV8 es capaz de erogar unos vertiginosos 334 hp de potencia a la 12.800 vueltas de su tacómetro. Mientras que su par motor es de 214 Nm a 9.500 rpm.

Además del motor, un adecuado sistema de admisión y escapes favorece sus prestaciones. Para que este fuera perfecto, por cierto, contrataron a la prestigiosa marca eslovena Akrapovic, la cual desarrolló un doble escape de configuración 4-2-1 en titanio, exclusivo para la PGMV8.

PGM2LV8 RRQ

El titanio del escape y el uso de fibra de carbono en combinación con aluminio en la construcción de su chasis y otros componentes, permiten que el peso de la moto sea muy liviano: 242 kg. en orden de marcha. Una excelente relación peso-potencia considerando la colosal fuerza de su motor V8.

Para engranar toda esta fuerza, la moto cuenta con una caja secuencial de 6 velocidades, la más apropiada para controlar con precisión y eficiencia a una bestia como esta.

PGMV8_9

Frenar una máquina con tan formidable potencia requiere del mejor sistema. Entonces se optó por un Brembo Monoblock con discos de 320 mm. Y para completar cada una de las piezas necesarias para que la PGMV8 sea un puzzle de calce perfecto, la suspensión es del afamado fabricante Öhlins, mientras que las llantas de magnesio son de Marchesini.

PGMV8_4

Si hubiera que encontrarle una rival a la PGMV8 esta sería la Kawasaki Ninja H2R (ver nota). La diferencia es que la japonesa es sólo para circuito, mientras que la moto australiana está homologada para transitar por calles y carreteras.