La Kawasaki Vulcan S es una custom singular,  una motocicleta que se inserta en un segmento poco explorado por otras marcas. Hablamos del mundo de la media cilindrada.

Actualmente hay pocas alternativas con el diseño, el motor y el precio de la Vulcan S. Es por eso que era una motocicleta que esperábamos con bastante interés y que, después de montar, nos ratificó además que es una excelente opción para iniciarse sobre las dos ruedas, sin necesidad de hacer la recomendada progresión desde las bajas cilindradas.

A continuación, nuestra experiencia completa con la Kawasaki Vulcan S:

DISEÑO

kawasaki-vulcan-s_b

Con la Kawasaki Vulcan S, la marca se aparta un tanto de la tendencia habitual de clonar las tradicionales custom estadounidenses, creando una moto que aúna el estilo clásico y moderno. Elementos que dan luces de esto son, justamente, el foco delantero así como el tablero con tacómetro análogo.

Otros componentes que establecen vínculos con su inspiración clásica son el estanque tipo gota, su tapabarro trasero envolvente y un asiento amplio y confortable que, en combinación con pedaleras desplazadas (ajustables), permiten adquirir una postura al más puro estilo custom y la posibilidad de una mayor adaptación, de acuerdo a la talla del motociclista. Esto último gracias al diseño Ergo-Fit de Kawasaki.

Si bien en términos de gustos las opiniones varían, nos hubiera gustado la inclusión de mayor cromado para darle un estilo aún más retro. Dicho esto, y en términos generales, la propuesta de Kawasaki es atractiva. No por nada, la Vulcan S giró más de una cabeza en nuestro paso por la ciudad.

CARACTERÍSTICAS MECÁNICAS

kawasaki-vulcan-s_c

La Kawasaki Vulcan S cuenta con un motor bicilíndrico de 649 cc., que desarrolla 61 Cv a 7.500 rpm y un torque de 62 Nm a 6.600 rpm. Todo administrado por una caja de seis velocidades cuyo tacto y gestión es tan suave como untar mantequilla con un cuchillo caliente.

El sistema de frenos -tanto delantero como trasero- dispone de un sólo disco (diferente diámetro) y un caliper de dos pistones y un pistón, respectivamente. Además, en ambas ruedas se dispone de ABS. En cuanto a las suspensiones, en la rueda delantera hay una horquilla telescópica, mientras que en la trasera hay un amortiguador con ajuste de precarga con siete posiciones.

Calza unas llantas de 18 y 17 pulgadas (delantero/trasero) con neumáticos de diámetros y compuestos derivados de motos sportbike, al igual que el chasis tubular. Si ya hablamos que es una moto que combina lo clásico y lo moderno en diseño, también hay que agregar el hecho de que fusiona componentes propios de una custom con algunos elementos de motos deportivas.

EXPERIENCIA DE MANEJO

kawasaki-vulcan-s_e

La Kawasaki Vulcan S es una moto que se siente muy ligera, a pesar de su peso de 226 kg. Ágil y segura, es una motocicleta que permite maniobrar con fluidez en el fastidioso tránsito urbano.

A eso hay que sumar la potencia del motor en los rangos bajo y medio de revoluciones. La Vulcan S se entrega de manera progresiva y constante, una cualidad muy apreciada y por la cual no sentirás la tentación o necesidad de llevar la aguja del tacómetro hasta el rojo. Rara vez pasamos de las siete mil vueltas y hay que hacer notar que la Vulcan S recién se pone colorada a las 9.500 rpm.

Al tomar las curvas, la moto permite a su conductor realizar esta maniobra con absoluta soltura y seguridad. Es más, la adherencia se siente bien incluso adoptando una conducción deportiva. Precisamente, en la exigencia impuesta a la moto con esta modalidad de manejo, sentimos un leve deslizamiento de la rueda trasera en algún momento que íbamos en una curva, exigiendo la moto. Sin embargo, esto lo atribuimos más a la suciedad del pavimento y a unos neumáticos aún muy nuevos (300 kilómetros recorridos).

Llegado el momento de aplicar los frenos notamos que el tacto, la mordida y la efectividad del sistema que trae la Vulcan S actúan muy bien, superando levemente a una naked como la Kawasaki ER6-N, modelo que conocemos muy bien. Sospechamos que la eficacia de los frenos es porque son de un afamado fabricante japonés como es el caso de Nissinkawasaki-vulcan-s_40Con respecto a la posición de manejo, la postura que otorga el manillar, la comodidad del asiento y su altura en relación al suelo (706 mm.), hacen que uno se sienta, en todo momento, en control de la moto.

También vale marcar que es una excelente motocicleta para viajar. Aparte de su motor preparado para las largas distancias, el puesto de conducción y su pedalera otorgan una postura bastante relajada al piloto, algo muy útil en trayectos extensos y cuando se acciona la velocidad crucero.

Si lo tuyo es el estilo custom, consideramos que la Kawasaki Vulcan S es una excelente opción. Es una moto dulce, suave, cómoda e incluso muy amistosa con quienes se inician en este mundo. Mientras que en el caso de pilotos más experimentados, esta moto es una alternativa por su relación precio, calidad y la sensación de manejo que brinda.

LO MEJOR DE LA KAWASAKI VULCAN S

  • Su motor V-Twin
  • Las suspensiones
  • Sus Frenos Nissin
  • La postura de conducción

A MEJORAR

  • El diseño y el sonido del tubo de escape
  • La visibilidad de los espejos

El precio de la Kawasaki Vulcan S es de $.6.150.000

Súbanse a la Kawasaki Vulcan S con nosotros:

Galería de Fotos: