Triumph acaba de presentar su nueva Street Twin 2016 y lo primero que llama la atención es que la pequeña de la familia ahora también ruge.

Para lograrlo, la Street Twin recibió un profundo retoque mecánico. En este ítem, la estrella es el nuevo motor bicilíndrico en paralelo de 900 cc. con refrigeración líquida, que entrega 55 CV a 5.900 rpm y un par máximo de 8,2 kgm a solo 3.230 rpm. Eso representa un 22% por ciento más de potencia y un 18% más de par motor que el modelo anterior.

En términos de estética, la nueva motocicleta no sufre grandes variaciones: conserva la apariencia de moto antigua, desnuda y simple que caracteriza a los modelos Bonneville, pero con todo el equipamiento tecnológico actual, destacando su acelerador electrónico, control de tracción, inmovilizador antirrobo, puerto USB para cargar gadgets, luces LED y frenos ABS.

Streetwin_interior

Como les decíamos, el nuevo motor de la Triumph Street Twin denota su presencia con un sonido más grave y profundo que el emitido por propulsor de la anterior versión de Bonneville (865 cc.). Como corresponde a las modelos de la saga, el punto fuerte es el régimen a bajas revoluciones.

Todo ese poder es administrado por una caja de cinco velocidades, la que ofrece soltura para los desplazamientos urbanos. También se adelantó la posición del piloto, entregando una mejor postura, mayor desempeño en las curvas y más control a la hora de maniobrar.

Street_Twin_interior

Para personalizar la experiencia, Triumph generó una lista con 160 accesorios que se pueden adquirir por separado o en tres kits: «Scrambler» (con un escape de salida elevada), «Brat Tracker» (de estilo minimalista) y «Urban».

La nueva Street Twin llegará a Chile en marzo próximo. Su precio aún no ha sido anunciado.