Los autos deportivos destacan por su potencia, fuerza, descaro y orgullo. Todas características asociadas con la juventud. Sin embargo, cuando uno sale a la calle, ¿qué ve? A esos vehículos siendo conducidos por hombres que rondan los 50 años, en plena crisis de edad. No es que no puedan hacerlo, pero es una imagen contradictoria. Carlos Ghosn, CEO de Nissan Motors, lo puso de esta manera durante el último Salón del Automóvil de Tokio: “Cuando estaba creciendo, el principio era que los jóvenes querían autos deportivos y sus padres odiaban la idea. El problema con todo eso es que hoy los deportivos son propiedad de los padres”, dijo.

¿Cuál es su solución? Conectar los deportivos con rango etarios más jóvenes, con modelos atractivos y precios más aterrizados. En ese contexto, la apuesta de la compañía japonesa es el Nissan BladeGlider, que incluso tiene pinta de ser el auto de un superhéroe.

El modelo -de motor eléctrico (EV)- está listo para pasar de ser un conceptual a un vehículo en la línea de producción, de aquí a los próximos tres años, trayendo consigo varias novedades, entre las que destaca su forma. El Nissan BladeGlider, de hecho, posee una figura delta (triangular), que lo emparenta con el diseño de aeronaves como el Concorde y el Bombardero B-2.

En términos prácticos, esto se traduce en una zona frontal estrecha (1 metro) y una parte trasera más ancha. La figura, además, ayuda a distribuir el peso, en una relación 30/70, y concibe una nueva experiencia de manejo: una cabina para tres pasajeros, en la cual el piloto no tiene acompañantes a su lado.

Aquí te dejamos una galería de fotos del Nissan BladeGlider

Un ideo del Nissan BladeGlider en acción: