A veces el fanatismo supera toda frontera y se convierte en obsesión. Un ejemplo de esto es Chris Palmer, quien llevó su pasión por Knight Rider hasta el extremo. La serie de TV que debutó en 1982, y que se conoció en el mercado latino como el Auto Fantástico, marcó tanto a Palmer, que este dedicó los últimos tres años y medio de su vida trabajando en una réplica de KITT, el vehículo y compañero de aventuras de Michael Knight, personaje interpretado por David Hasselhoff, actor ultra conocido por Baywatch o este video.

Pero volvamos a la pasión de Chris.

Este huérfano de la serie comenzó a trabajar en el proyecto, luego de adquirir un Pontiac Firebird Trans Am GTA de 1991, marca y modelo del vehículo que sirvió para dar cuerpo a KITT, aunque en una versión moderna y con transmisión manual y no automática. Con las manos en la obra, lo primero y más fácil fue replicar el exterior del automóvil. Bastó con pintar el auto de color negro e instalar la luz roja sobre la parrilla delantera, que iba de un lado a otro.

La tarea difícil, la que le tomó años a Palmer fue emular la cabina y, principalmente, el tablero de instrumentos de KITT. La excesiva cantidad de botones, testigos luminosos, consolas y pantallas que tenía se transformó en un duro obstáculo para lograr la meta. Replicarlo con exactitud no podía ser fácil ni mucho menos de un día para otro.

Para quienes no lo recuerden, o para los fans que gustan de la trivia, KITT es el acrónimo de Knight Industries Two Thousand, especialistas en desarrollo de tecnología orientada a la inteligencia artificial. El auto era uno de sus productos estrella.

Hoy, Chris Palmer resucita esa magia y circula con su Pontiac Trans Am GTA del ’91, con prolijidad y prestancia. No hay cómo saber si es el verdadero KITT o una copia. Como sea, la gente no se resiste a mirarlo e incluso a pararlo para tener una foto junto a él.

Video de Chris Palmer con su KITT replica:

Intro original de Knight Rider, con KITT en el rol estelar.