Una de las motos que se transformó en un ícono, de la mano de Steve McQueen, fue la Triumph TR6 Trophy, que uso en la película “El Gran Escape” ambientada en la Alemania Nazi. La escena de la película, más recordada por el público, es cuando el actor (él mismo conducía) aparece huyendo de un campo de concentración, a gran velocidad sobre la motocicleta, absolutamente modificada para replicar las Zündapp que usaron los militares alemanes durante la Segunda Guerra Mundial.

TRIUMPH_McQueenFirma

Detalle donde se aprecia la Firma de Steve McQueen en tapa lateral.

Para la Edición Limitada también se usó la Bonneville T100, pero con los cambios necesarios para que fuera idéntica a la que McQueen utilizó en el filme, con detalles que sólo tendrán las 1.100 unidades:

  • Triumph Steve McQueen TM es su nombre.
  • Firma del actor grabada en las tapas laterales.
  • Todas las unidades numeradas, en el manillar.
  • Certificado de autenticidad para los propietarios. 

Steve McQueen fue un amante de las motocicletas y los rumores dicen que tuvo una colección de 138 motos, muchas de ellas de la marca inglesa Triumph. Es sabido que el actor disfrutaba su tiempo libre conduciendo su Bonneville del año ’63 por la ciudad de Los Angeles.

McQueen_Movie

Steve McQueen en una escena de la película “El Gran Escape”.

Dato anecdótico, la Triumph Steve McQueen TM fue reconocida por la revista PlayBoy como la mejor motocicleta retro del 2012, año en que fue presentada en la Salón Internacional de Motocicletas de Milán (EICMA), para comercializarse en 2013.

Cabe agregar que McQueen no sólo era fanático por las motos sino también por los automóviles. En el filme Bullitt (1968) usó un Ford Mustang GT 390 del cual hubo una edición limitada en 2001. Su particularidad aparte del nombre –Mustang Bullitt Edition– es el sonido tan singular del motor del que se uso en la película.

Al ser una serie limitada será difícil verla pasar frente a ti ya que no se comercializará en todos los países, pero tal vez yo tenga suerte; algunas unidades desembarcaron en Chile y, como es un mercado pequeño, existe la probabilidad que alguna unidad haya quedado en manos de un feliz propietario en la ciudad capital, donde yo vivo (Santiago). Además, un fanático de las motos agudiza sus sentidos al momento de ver una motocicleta: una versión limitada siempre atrae la mirada de quienes nos fascinamos con éstas.

 Análisis de la Triumph Steve McQueen TM Edición Limitada:

Sobre El Autor

Fanático de las motocicletas, ha tenido gran parte de las tipologías existentes. Se hizo un pequeño garage para guardarlas y esperando por más. Pero no sólo de motos vive el hombre, los autos son su otra pasión. Las camionetas sus preferidas, le permiten trasladar sus motocicletas a las que dedica gran parte de sus horas de ocio y algunas otras ni tan de ocio. El trabajo, que no le fanatiza, es el medio para obtener lo que quiere…más motos, más autos, uno que otro Gadget, etc. Su lema es que hay que trabajar para vivir, pero no vivir para trabajar: la vida es muy corta.