Si se aburrió de tirar pinta arriba de su deportivo o convertible, tiene dinero y quiere ufanarse en reuniones sociales de alta alcurnia con su última adquisición, debería considerar la oferta que hace la empresa Saker Aircraft: un jet privado con aspecto de cazabombarderos. Ideal para creerse Maverick en “Top Gun”.

El Saker 1 o S-1 está en pleno desarrollo y promete diversas cosas, entre ellas, un permiso de aterrizaje en más de cinco mil aeropuertos, cielos internacionales abiertos y un precio, dentro del nivel socioeconómico, nada descabellado. Eso sin contar la diversión que debería generar su rango de fuerza G: +7/-3.

La compañía también asegura que el diseño cumple con los más altos niveles de seguridad del mercado y que el tablero de comandos está dispuesto para un pacífico y simple control de la nave.

Otras características del Saker 1, son:

  • Tiene capacidad para dos personas.
  • Longitud: 12,3 metros.
  • Altura: 4,5 metros.
  • Envergadura (ala a ala): 8,2 metros.
  • Peso vacío: 2.850 kilos.
  • Peso máximo de despegue: 5.200 kilos.
  • Velocidad: Mach 0,95

Por cierto, y si se pasó la película completa en su cerebro, el Saker 1 parece avión militar, pero no lo es. O sea, no tiene misiles ni nada por el estilo.

Más detalles aquí

Saker2