Recuerdo cuando comencé a incursionar en el apasionante mundo de las motos. Antes de comprar mi primera moto de calle me fui paso a paso, progresivamente, como es lo aconsejado. Desde mi scooter Honda de 50 cc., que me acompañó por años, me subí a un Suzuki de 125 cc. para terminar con un Maxi Scooter, también Suzuki modelo Burgman de 400 cc. Fue con este scooter que, sumado a mi inquietud por las tecnologías limpias, comencé a investigar qué alternativas podían existir que incorporen un motor eléctrico. Y así fue como encontré la marca norteamericana Vectrix.

Vectrix VX1

Vectrix VX-1 cuenta con frenos de disco Brembo en ambas ruedas, suspensión telescópica Marzocchi y trasera Sachs.

En el mercado de los scooter, Vectrix es la primera marca en lanzar comercialmente un Maxi Scooter con motor eléctrico cuyas prestaciones no distan mucho de lo que uno convencional de propulsión fósil te puede entregar.

El modelo más atractivo es el VX-1 un Maxi Scooter que compite palmo a palmo con la Burgman de Suzuki o la T-Max de Yamaha, por mencionar los más conocidos mundialmente. Si bien hay diferencias en cuanto a las prestaciones  y autonomía de marcha al revisar las cifras estas no son tan abismantes, además hay que considerar que no contamina y es una de las razones que prima cuando se decide por una motocicleta de este tipo.

  • Velocidad máxima de 110 Km/hr.
  • Autonomía entre 64 y 137 kilómetros con carga completa.
  • Tiempo de carga 3 horas.
  • Precio, desde US$ 11.995 hasta US$ 13.995.

Algo importante de mencionar, sabiendo, como motociclista que soy, lo importante que es la aceleración tanto para salvar situaciones riesgosas en la conducción como el simple placer de sentir la velocidad, que este Mega scooter pasa de 0 a 80 kilómetros en tan sólo 6 segundos.

Una marca que quiere ser comercial debe tener un abánico interesante de productos. A su Maxi Scooter suma dos modelos más con la finalidad de abarcar otros segmentos del mercado.

Vectrix_VX2_F

El VX-2 es la opción ideal para trayectos cortos (casa – trabajo) y trabados como sucede en las horas punta de la semana.

Para estar en la competencia por los scooter de 50 cc., el fabricante tiene el modelo VX-2 cuyas prestaciones están muy cercanas a uno convencional.

  • Velocidad máxima de 45 Km/hr.
  • Autonomía entre 64 y 88 kilómetros con carga completa.
  • Tiempo de carga 3.5 horas.
  • Precio, US$ 4.295.

Otra característica que destacar es su aceleración de 0 a 45 kms/hr. en sólo 7 segundos, suficientemente rápida y ágil para moverse en el  alto tráfico de la ciudad en los horarios punta, en que los autos avanzan lento, poco y nada.

Para tener una oferta aún más atractiva existe el VX-3, un modelo cuya particularidad es ser un Scooter  de tres ruedas, concepto creado por la afamada marca italiana Piaggio, líder entre los fabricantes de este tipo de vehículos y con una larga tradición cuyo ícono es la clásica motoneta Vespa.

Vectrix_VX3

Una “tricimoto” es una sensación nueva que implica adoptar una forma diferente de conducción, ojo con esto.

Volviendo a la Vectrix, de acuerdo al fabricante, la VX-3 gastaría 1 centavo de dólar cada 1,6 kilómetros, lo que la transformaría en un vehículo muy económico. Tanto sus características técnicas como su precio son muy similares a su homologa italiana, siempre considerando que no es un motor a combustión por ende algunas de sus capacidades son algo menores, pero la ventaja nuevamente es el bajísimo costo de circular tanto por el uso de energía eléctrica y cero emisión de contaminantes.

  • Velocidad máxima de 110 Km/hr.
  • Autonomía entre 80 y 128 kilómetros con carga completa.
  • Tiempo de carga 4 horas.
  • Precio, US$ 14.995.

Si bien este último producto de la marca es de difícil clasificación y no cabe en la categoría de scooter, lo menciono porque para los fanáticos de las motocicletas siempre gozan viendo rarezas que algunos fabricantes. En el caso del ES-3 no se trata de un prototipo sino de un vehículo comercial que según Vectrix es “Una Nueva Manera de Moverse” (A New Way To Move). Claro que sólo para los “gringos” ya que sólo se vende en Estados Unidos.

En mi caso, por ser un motociclista apasionado y, como todo hombre que se enamora tanto o más de sus máquinas que de su propia mujer, se me hace difícil vender mis motos y scooter, pero no tengo dudas: no me va a temblar la mano ni el bolsillo para desembolsar el dinero que me permita tener la Vectrix VX-1 cuándo se venda en mi país, y seguro que tendrá un lugar de privilegio junto a mis otras motos en el garage de mi casa.

Sobre El Autor

Fanático de las motocicletas, ha tenido gran parte de las tipologías existentes. Se hizo un pequeño garage para guardarlas y esperando por más. Pero no sólo de motos vive el hombre, los autos son su otra pasión. Las camionetas sus preferidas, le permiten trasladar sus motocicletas a las que dedica gran parte de sus horas de ocio y algunas otras ni tan de ocio. El trabajo, que no le fanatiza, es el medio para obtener lo que quiere…más motos, más autos, uno que otro Gadget, etc. Su lema es que hay que trabajar para vivir, pero no vivir para trabajar: la vida es muy corta.