El VH-3D Sea King ha servido como helicóptero oficial del presidente de Estados Unidos o Marine One, como es conocido popularmente, desde 1978. La máquina no es precisamente nueva, pero Sikorvsky, la compañía detrás de su fabricación (y que es subsidiaria de Lockheed Martin), ya trabaja en su reemplazo.

Se trata del VH-92A (foto de arriba), que acaba de ser probado con éxito por primera vez.

El nuevo helicóptero es parte de un proyecto iniciado en 2014 y que ha contado con un presupuesto de USD 1.240 millones. La aeronave, eso sí, aún debe completar 250 horas de vuelos de prueba antes de convertirse en el próximo Marine One, lo cual debiera ocurrir en 2020.

O sea, estará listo para el próximo presidente de Estados Unidos.

Por cierto, el contrato incluye la construcción de dos helicópteros de prueba y cuatro VH-92A para ser usados. ¿Por qué tantos? Por cuestiones de seguridad, muchas veces se vuela con naves idénticas para distraer potenciales amenazas.

Obviamente, esa también es la razón por la que no existen más detalles técnicos ni de su interior.