Volvo desarrolló un camión con un sólo propósito: batir el récord mundial de velocidad en su categoría. La máquina en cuestión: The Iron Knight, un prototipo al cual no le pesó la responsabilidad, dejando para la historia dos nuevos registros:

  • 500 metros de distancia a una velocidad promedio de 131,29 km/h, en apenas 13,71 segundos.
  • 1.000 metros de distancia a 169 km/h, en solo 21,29 segundos.

Volvo Iron Knight_1

LA MAGIA DEL VOLVO IRON KNIGHT

¿Cómo se logró la marca? El Iron Knight se basa en el camión de serie FH, al cual se le realizaron importantes modificaciones para enfrentar el desafío, como la reprogramación de su software y la electrónica. El motor central es una unidad D13, modificada significativamente con un intercooler refrigerado por agua y cuatro turbocompresores.

Volvo Iron Knight_3

Con los cambios, este camión alcanza niveles de potencia apabullantes, incrementando los 540 CV del modelo de serie hasta los 2.400 CV y llegando a un torque de 6.000 Nm.

Pero quizás lo más relevante es la inclusión de tecnología propia de autos de carreras, como el doble embrague I-Shift Dual Clutch, cuya función esencial es no perder velocidad en el paso de las marchas.

Volvo Iron Knight_2

La carrocería también fue intervenida para hacerla más liviana y aerodinámica. Para esto se modificó el diseño y se utilizó fibra de vidrio. Además se incluyeron grandes tomas de aire, para oxigenar al motor, y se eliminó todo el peso innecesario hasta dejarlo en una tara de 4.500 kilos.

IronKnight_Main_24_aug_6
Tampoco olvidamos a Boije Ovebrink, el piloto sobre el Iron Knight.

El video de la hazaña puedes verlo a continuación: