Dicen que de los arrepentidos es el reino de los cielos. En el caso de Dong Nguyen, creador del popular y adictivo juego para móviles Flappy Bird, su arrepentimiento salvará o condenará las almas de los tristes usuarios de dispositivos móviles.

En entrevista con Rolling Stone, Nguyen indicó que éste juego podría volver a las tiendas de aplicaciones de Apple y Android luego de haber sido retirado por él sin más razones que un par de crípticos mensajes dados a conocer a través de su cuenta de Twitter.

Según explicó a la revista desde Hanoi, Vietnam, la razón del retiro del juego es que era demasiado adictivo. A pesar de que estaba ganando alrededor de US$50.000 diarios gracias a la venta de su aplicación, el desarrollador vietnamita no soportó ver cómo su creación alteraba las conductas y situaciones de las personas.

Nguyen había recibido mensajes de una madre retándolo por “distraer a los niños del mundo”. Otra persona le indicó que 13 muchachos de su escuela rompieron sus teléfonos, enojados por perder en el juego, “y todavía lo juegan porque es adictivo como el crack.” Los mensajes que más lo conmovieron fueron los de trabajadores que habían perdido sus trabajos y el caso de una madre que había dejado de hablar con sus hijos.

“Al principio pensé que estaban bromeando, pero me doy cuenta de que en realidad perjudican a sí mismos”, indicó.

Nguyen descartó los rumores de compra del juego por parte de Nintendo e indicó que ha rechazado varias ofertas porque se niega a perder su independencia.

Al ser consultado por la posibilidad de que el juego regrese, indicó “lo estoy considerando”. Nego estar trabajando ya en una nueva versión del adictivo Flappy Bird, pero indicó que si el programa vuelve será con una advertencia. “Por favor, toma un descanso” sería la frase del autor para que las personas dejen un lado la App y sigan con su vida. Como lo ha hecho él desde que bajó el juego.