Tus abuelos y tu papá son maestros del estacionamiento paralelo. Hacen magia en espacios reducidos. Sin embargo, por algún misterio evolutivo aún sin respuestas, las nuevas generaciones sufren mares al intentar aparcar sus vehículos entres dos autos. Y es quizás por eso not really que las marcas de coches han desarrollado sensores de estacionamiento o retroceso para darte una mano y no dejarte en ridículo.

El problema es que no todos los autos tienen estos sensores. Porque son viejos o porque son versiones básicas (la tecnología cuesta). Es ahí donde se abren los cielos para iluminar al salvador: FenSens, un gadget/app que te permitirá dominar el arte del estacionamiento paralelo con la ayuda de tu celular.

FenSens consiste en dos elementos: un sensor que instalas en tu placa patente y la app que recibe la información wireless, alertándote con el alarmas de sonido, imágenes y vibraciones sobre la proximidad de un objeto en el momento en que retrocedes o intentas estacionar.

Su instalación no requiere mucha ciencia: saber atornillar el sensor en la patente. Nada más. Nada de cables, ni complejos sistemas. El gadget viene con una batería propia la cual dura cinco meses antes de que necesites recargarla.

FenSens, obviamente, no es gratis. No obstante, tampoco es para desangrarse: cuesta 100 dólares.

Si quieres más detalles visita el sitio oficial de FenSens.