Estamos ultra comunicados, al menos formalmente. Hay demasiadas alternativas para chatear con nuestros amigos, compañeros de trabajo, familiares, apoderados del colegio y parejas (“catedral” y “capilla”, si saben a lo que me refiero).

El problema es que no hay UN solo sistema que genere consenso. Porque mientras la apoderada del curso de tus hijos te presiona para meterte en el grupo de WhatsApp, está tu jefe insistiendo con que utilicen Slack para mantenerse informados del rumbo de la organización. Tus compañeros del área de T.I. prefieren la seguridad de Telegram, tu chica te escribe por Messenger de Facebook y tus amigos locales insisten con Google Hangouts y todavía tienes por ahí a una amiga entrañable que solo quiere usar Skype.

Si tuvieras que abrir todas esas aplicaciones al mismo tiempo, tu computador o dispositivo móvil empezaría a colapsar. Ahí es donde puede entrar en juego Franz: una aplicación para Windows, OSX y Linux que concentra los más populares servicios de mensajería instantánea usados en el mundo bajo solo una interfaz.

¿Qué significa eso?

Que cuando llegues a tu computador cada mañana solo tendrás que abrir Franz para quedar inmediatamente listo para conversar del paseo de curso de tus hijos, recibir directrices remotas de tu jefe, chatear con tus amigos y tu novia. Todo en una sola ventana.

franz

Además de los servicios mencionados, Franz permite conectarse con WeChat, HipChat, GroupMe y Grape, con lo cual tienes hasta 10 aplicaciones en solo una ventana.

La aplicación fue desarrollada por Jonathan BurkeStefan Malzner y, como siempre, surgió de la necesidad de evitar la instalación de clientes nativos para el computador y tenerlos todos consumiendo recursos del sistema. Para funcionar, se conecta a las versiones web de cada uno de los servicios y las ordena en forma de pestaña. Para configurarla, solo tendrás que ingresar las credenciales de acceso a cada servicio y quedarás listo para conversar.

Franz está en fase beta, por lo que aún quedan detalles que resolver en su versión 0.9.9. Sin embargo, vale la pena probarla y así evitar que los sonidos de todas las aplicaciones por las que chateas terminen volviéndote loco.

Puedes descargar Franz en el sitio oficial de la App.