Sabemos que hay muchas ocasiones, más de las confesables, en que seleccionas la opción de “Sesión Privada” en Spotify para evitar que tus amigos de las redes sociales sepan que eso de escuchar música indie es solo la superficie de un iceberg que incluye las bachatas más “corta-venas” de la historia, baladas románticas latinas y algunas cumbias villeras.

Aunque no debemos culpabilizar los placeres, sino que hay que disfrutarlos como corresponde, entendemos que la fuerza de la costumbre es mucho más fuerte y que hay toda una cultura de la culpa que ya es difícil de sacar de tu cabeza.

Andy Whitlock, Katy Theakston, y Ben Tomlinson quisieron darle buen uso a este mecanismo auto-castigador y crearon Guilty Pledgers: una aplicación web para Spotify que te hará pagar penitencia cada vez que escuchas esos placeres culpables. Lo mejor es que la multa irá a parar a organizaciones de caridad, instituciones que tienen grandes problemas para recaudar fondos que les permitan funcionar.

Los creadores de Guilty Pledgers trabajaron juntos en una agencia digital en Londres llamada “Poke” en donde desarrollaron muchas campañas de marketing para organizaciones de caridad. Según contó Whitlock a Wired UK, “lo que termina por suceder es que (en las campañas) tienes que hacer sentir culpable a la gente. Los avisos de caridad funcionan haciéndote sentir culpable y dándote una opción de salida -donar dinero- para que no te sigas sintiendo mal”.

“Queríamos tomar la idea de compensar la culpa, pero de una manera positiva”, agregó.

La mecánica de esta aplicación permite a los usuarios crear fiestas para reunir fondos. Configuras una fecha, una fundación favorita e invitas a tus amigos. Los invitados entran, agregan canciones que son parte de sus placeres culpables y comprometen dinero libremente si llegan a escucharlas. Dentro de la aplicación se puede obtener un recuento del dinero recaudado gracias a esta culpabilidad.

La aplicación, que contó con aporte financiero de Spotyfy, fue lanzada hace un par de semanas pero recién el 20 de marzo pasado se hicieron las primeras fiestas en el contexto del “Jueves de Sentirse Bien”. Se organizaron en siete agencias distintas y se juntaron alrededor de US$ 1.650. Elton John y Queen fueron las culpas por las que más dinero se comprometió.