El mundo no es un lugar seguro. Tampoco en su dimensión virtual.

Cada vez que descargas una aplicación en tu celular existe un riesgo de contaminarlo con un cruel malware. Y eso es lo que advierte la compañía de seguridad informática Eset, la cual acaba de encontrar peligro acechando a los usuarios de Android que desean jugar Candy Crush o Plants vs. Zombies.

Aparentemente, en Google Play andan dando vueltas algunas versiones falsificadas de estos juegos. Al descargarlos no solo se instala la app, sino que también un trojano bajo la denominación Android/TrojanDropper.Mapin. ¿Qué hace esta amenaza? Básicamente se cuela en el sistema, pide autorizaciones -simulando ser el manage settings- y de a poco desempaca toda su maldad, infectando al dispositivo y tomando su absoluto control.

Siguiendo la lógica Plants vs. Zombies, tu smartphone se transforma en un muerto viviente.

Otros juegos -o apps- afectados por este demonio son Metro Suffers, Traffic Racer, Temple Run 2 Zombies, Super Hero Adventure, Jewel Crush y Racing Rivals. ¿Cómo evitarlos? Eset recomienda:

  • Descargar de Google Play apps que provengan de desarrolladores de confianza
  • Leer los comentarios de los usuarios que las están usando
  • Otorgar permisos justificados a las aplicaciones descargadas