Siempre evité agarrarme a combos. Es más, no recuerdo haberlo hecho y si lo hice, seguramente, perdí. Nunca me llamó la atención. Sin embargo, sé que ahí afuera existe un montón de pendencieros que anda arreglando las cosas a puñete limpio. Vamos pa’ fuera.

Bueno, todos ellos acaban de sufrir un brutal engaño. Hace un par de días comenzó a correr la noticia de que llegaba Rumblr, una app que supuestamente ponía en contacto a personas con deseos de medirse en combate aquí y ahora. Una especie de Club de la Pelea que siempre soñaste. O si lo miras de otro modo, un Tinder para agarrarse a combos.

Sin embargo, y como decíamos, todo era una vil y cobarde mentira.

La propuesta era simple: bajar la app, registrarse, poner tus datos (incluido tu peso y estatura), tu nivel de pelea y detallar si conocías algún tipo de arte marcial. Luego, solo debías esperar un “match” y pelear

Rumblr

La app ofrecía peleas entre hombres, entre mujeres y entre grupos, prometiendo mantener un registro de los combates. O sea, las peleas que ganabas y las que perdías. Por si fuera poco, había una alternativa para ir de espectador.

Citando a Emmanuel, “todo se derrumbó” cuando los tipos a cargo de la idea salieron al frente para explicar la verdad detrás de Rumblr.

“Rumblr comenzó como un proyecto de portafolio para ayudar a lanzar nuestra agencia de consultores, Von Hughes. Somos un equipo de tipos desertores de la universidad con antecedentes en márketing, diseño e ingenería. Rumblr vino orgánicamente como una idea entre un grupo de amigos, pero rápidamente brotó como una oportunidad para mostrar nuestras habilidades de marca. En uno o dos días VentureBeat lo publicó como noticia y en otro par de días se divulgó en más de 200 sitios alrededor del mundo. Vimos la oportunidad y seguimos adelante”.

rumblr 02

Para todos los que quedaron con las ganas de pelear, los tipos de Rumblr Von Hughes además ofrecieron sus disculpas. Imaginamos, para que nadie les rompa lo que se llama cara.

“Entendemos que algunos de ustedes esperaban usar una app como Rumblr, pero lo sentimos si los desilusionamos. Sin embargo, si aún tienen deseos de liberar su furia, consideren pelear por temas más preocupantes como la violencia de las pandillas, el abuso doméstico y las cosas que arriesgan la cultura juvenil”