En internet ningún archivo está seguro. Que lo digan las personas que han sido nefastamente afectadas por la filtración de fotos y videos íntimos.

Sin embargo, y pese a los riesgos, aún existe mucha gente creando sex tapes para el recuerdo. La verdad es que no tiene nada malo. El problema surge con los idiotas que vulneran la privacidad y la voluntad de las personas para revelar esos registros sin el consentimiento de los involucrados.

Es ahí donde nace Rumuki.

Rumuki es una app (por ahora solo disponible en iOS) que promete darle mayor protección a tus videos íntimos, sobre todo si buscas evitar ser víctima de flagelos como el revenge porn.

Con la app, los sex tapes quedan protegidos por dos claves, una en cada smartphone de la pareja involucrada en los actos amatorios. Los videos están encriptados y si uno de los miembros de la pareja quiere verlo nuevamente, necesita sí o sí el consentimiento de la otra persona.

Finalmente, si una de las partes decide borrar el contenido del video, este se elimina automáticamente del otro dispositivo, impidiendo su acceso. En Rumuki aseguran que el video se borra completamente y que nunca es almacenado en los servidores de la aplicación.

Sobre El Autor

Volante de contención retirado. De los siete pulmones que tenía, le quedan 1 3/4. No siempre está de acuerdo con lo que dice.