Hacer una vaquita, en buen chileno, es básicamente reunir dinero entre los asistentes de un evento para realizar el evento en cuestión. Por ejemplo, un asado, donde cada comensal pone una cuota determinada para poder disfrutar junto a la parrilla.

En palabras modernas, una vaquita es una especie de crowdfunding privado y limitado.

Y hablando de modernidad es que llegamos a la idea de Felipe y Álvaro Parragué, quienes le están dando a la vaquita un tratamiento digital acorde a los tiempos: tuvakita.com es una plataforma que ofrece mantener la vieja costumbre, pero a través de un sistema de pago online.

“Con tuvakita.com queremos que nuestros usuarios puedan juntar dinero para lo que quieran, sin muchas restricciones, para disfrutar entre amigos, familiares o compañeros de trabajo. Es por eso que nos estamos enfocando en conseguir los mejores proveedores para satisfacer todas sus necesidades”

Felipe Parragué, fundador de tuvakita.com

¿Qué se debe hacer? Estos son los cuatro pasos que necesitas cumplir:

  • Crear una Vakita con un fin grupal o propio
  • Invitar a amigos, conocidos, familiares y a todo quien crees que puedan ayudarte, usando redes sociales
  • Esperar a que la gente deposite
  • Canjear tus puntos en la tienda de tuvakita.com o pedir el dinero para gastarlo donde quieras

Las posibilidades para una vaquita, por cierto, exceden un asado. Como el propio Parragué precisa, se puede juntar dinero para hacer regalos de matrimonio, fiestas, saltos en paracaídas y cualquier cosa con fines individuales o grupales

La plataforma estará en versión Beta durante el mes de julio. Los medios de pago aceptados son Khipu y Webpay.