Hace varios años que la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzados de Defensa (DARPA) de Estados Unidos y la empresa Boston Dynamics trabajan unidas en el desarrollo de modernos robots. Entre ellos se cuenta BigDog, Cheetah y RHex, por nombrar a algunos. Lo que más asombra en cada uno de ellos es su fina motricidad. Y suena lógico, pues su principal objetivo es prepararlos para misiones estratégicas y de alta exigencia técnica. El último modelo del laboratorio conjunto es ATLAS, un portentoso humanoide, que al verlo en acción recuerda al ciborg más famoso del cine: Terminator.

Sin embargo, en el discurso al menos, ATLAS no ha sido diseñado como una máquina destinada a matar, sino que su rol esencial es limpieza de terrenos y búsqueda de sobrevivientes, luego de algún desastre natural o militar. Todo en un cuerpo de 188 centímetros de altura y 150 kilos de peso.

Atlas 2Entre sus características más notables se encuentran:

  • Posee 28 articulaciones hidráulicas que pueden imitar varios movimientos humanos.
  • Sus manos, elaboradas por iRobot and Sandia National Labs, tienen habilidad mayores a las de un hombre común.
  • La visión del robot es entregada por el sistema Carnegie Robotics LIDAR y una cámara con sistema estéreo. LIDAR es un radar basado en luz similar a los sistemas de detección que usan vehículos autónomos, como el que desarrolla Google.
  • ATLAS tiene en su tablero  en computador en tiempo real, sin embargo, aún no se carga un software que actúe como su cerebro.

El último punto no es menor. Los creadores diseñaron el programa DARPA Robotics Challenge (DRC), el cual tiene a una docena de equipos tratando de fabricar el mejor software para ATLAS. El plazo es diciembre de 2013. Llegado el momento, cada equipo cargará su programa en el robot y que el mejor ejecute una serie de pruebas de rescate ganará un premio de dos millones de dólares. Claro que el proceso de prueba durará hasta 2014.

Sobre El Autor

Dígale Licenciado. Quintanormalino, puentealtino, providenciano y cantabridgian.