La sabiduría popular indica que la vida está compuesta de ciclos y lo que hoy “la lleva” mañana será una ridiculez que, con el tiempo, volverá a ponerse de moda. Sin embargo, en materia de tecnología, aquellos ciclos suelen ser más bien espirales.

El mejor ejemplo es el Sony NW-WM1Z, una versión corregida y aumentada del Walkman, que aparece en escena para dejar con la boca abierta a los amantes de la alta fidelidad. Si, aparece en la época en que todos andamos con un reproductor musical en el bolsillo…

El tradicional reproductor de música de Sony viene transformado en un Premium Walkman para hacerle frente a todos los smartphones, iPods, tablets, MP3 y MP4 con una consigna muy clara: Audio de Alta Resolución. O sea, tu música como probablemente jamás la has escuchado.

El aparato soporta los clásicos formatos WMA, WMV 9, MP3, MPEG4 y AVC (H.264/AVC). Pero lo más destacado es su soporte a Direct-Stream Digital (DSD), un formato propietario de Sony y Phillips de High Resolution Audio que permite que puedas escuchar con una calidad superior a la de un Compact Disc, con bajísimo nivel de ruido y frecuencias de alto nivel de sampling de 96 kHz or 192 kHz a 24-bit. Combinado con una buena fuente de sonido digital (no, esos MP3 descargados a 128 kbps no van a servir), sentirás que el artista está frente a ti.

sony-walkman

El Premium Walkman viene con una pantalla touch de 4 pulgadas, con una resolución de 854 x 480 pixeles (FWVGA) donde podrás ver toda la información de las canciones que reproduces: Album, Artista, Género, entre otros. En su memoria de 256 GB podrás guardar alrededor de 1600 canciones.

El Sony NW-WM1Z ofrece una autonomía de 33 horas para MP3 de 128 kbps (ok, not), 26 horas para FLAC 192 kHz/24 bit y 11 horas para audio en formato DSD de 11.2 MHz.

El único detalle de este equipo es que su alta resolución también tiene un alto precio: US$ 3.200.