El disco de vinilo. Qué objeto más hermosamente retro. No sabemos cómo lo hizo para levantarse del basural del olvido y salir de entre los restos de los CD y los cassettes. De alguna manera se las arregló para estar de vuelta. Obviamente, ahora revestido de un aura especial, propio de la segunda venida a la tierra de los soportes musicales.

Y es que no hay nada más sexy que colocar la aguja sobre un disco y dejarse transportar a otra época por el incomparable siseo de la estática y los “pop” del polvo sobre los surcos.

Un disco debe ser escuchado como corresponde, no con esos “juguetitos portátiles como vitrola de picnic”, parafraseando a Alex de La Naranja Mecánica. El problema es que un tocadiscos HiFi pueden estar en el orden de los US$ 500, lo que hacía de la experiencia algo inaccesible. Al menos, hasta ahora…

La empresa U-Turn Audio está comercializando la solución. Se trata del Orbit Basic: un tornamesa de alta fidelidad que, por solo US$179 dólares, te hará escuchar “las trompetas del cielo y los trombones del infierno”, como decía nuestro drugo en la novela de Anthony Burgess.

IMG_8505

Con un estilo hermosamente minimalista, que llena la vista por su simpleza, este sencillo dispositivo esconde interesantes prestaciones. La versión de la que hablamos viene con una aguja Audio-Technica CN5625AL que entrega frecuencias altas balanceadas y rangos medios normales. Además, viene con un brazo balanceado y un sistema de tracking ajustable del que carecen muchas tornamesas. Y lo mejor: permite escuchar tanto discos de 33 1/3 como de 45 rpm.

Si con esto no basta, buenas noticias. La empresa te permite personalizar tu tornamesa no solo eligiendo el color de éste, sino que también dando la opción de cambiar la bandeja y, lo principal, la aguja. Puedes llegar a elegir una Grado Blue1 agregando una buena cantidad de dólares.