Imagina lo siguiente: Desvelado, estás tratando de ver una película en Netflix pero tu conexión a Internet no te permite disfrutarla en la mejor calidad. Tu vecino duerme plácidamente y su WiFi está absolutamente desocupado. Automáticamente, tu router lo detecta y toma el ancho de banda ocioso de tu vecino para mejorar la calidad de tu conectividad y ver la película en Full HD.

No se trata de una nueva forma de “colgarse” al vecino, sino de un proyecto serio de Telefónica Barcelona llamado BeWiFi que te permite usar los megas que los otros usuarios no utilizan para aumentar la velocidad de tu conexión en casa.

pablorodriguez

Pablo Rodríguez, quien encabeza el proyecto

La idea comenzó a investigarse en el 2008 y el objetivo era explorar el fenómeno del Peer-to-Peer en el área de la conectividad, según indicó Pablo Rodríguez, Director de Innovación e Investigación de Telefónica, a Wired UK.  A poco andar descubrieron que para hacerlo posible necesitarían construir sus propios routers que debían ser instalados en casas dentro de un vecindario para crear una “grilla” de equipos interconectados. Algo que actualmente solo pueden instalar ingenieros de la compañía, aunque la idea es que en el futuro sea una configuración “plug-and-play” por lo que es necesaria la construcción de un software.

“Desde un punto de vista técnico, no es trivial”, indicó Rodríguez. “Se debe desarrollar el software que está en el router para estar seguros de que éste no solo se comunica consigo mismo sino que con el resto de los equipos que están en el vecindario”, agregó.

El proyecto incluye la posibilidad de que puedas conectar a WiFi tus dispositivos móviles en cualquier lugar en que tengas alcance a esta grilla WiFi tal como si estuvieras en tu casa.

La seguridad ha sido una de las preocupaciones en el proyecto, el que considera la separación de las señales en dos: una pública, que es la que se conectará con los otros routers, y una privada que será la que transmitirá tus datos. El objetivo es que no haya forma de que un usuario se meta en la red del otro.

Actualmente, BeWiFi se encuentra en piloto en la localidad española de Catalonia, lo que ha permitido tener una mejor idea de las necesidades del público y las posibilidades de adopción de la tecnología. Sin embargo, Telefónica cree que el lugar donde mayor uso puede tener esta tecnología es en países en vías de desarrollo, donde los anchos de banda suelen ser de menor calidad.