Las cervezas no pueden estar fuera del refrigerador en esta época. Punto. Con la primavera ingresando con fuerza y el verano a solo algunas semanas, la sed provocará estragos al llegar a casa después del trabajo o después del partido de fútbol, por lo que las chelas deben estar siempre frescas.

Pero… ¿qué haces si tu esposa llena el refrigerador con verdura para ensaladas por su dieta de emergencia? ¿Qué haces con la comida de tu retoño? ¿Poner las cervezas la puerta del refri? ¡Por ningún motivo!

Cuando no hay espacio en la heladera para poner tus botellas de cerveza, la solución es… pegarlas al techo. Para eso existe BottleLoft: una serie de imanes que se pegan en la parte alta de tu refrigerador para ubicar las botellas sobre el resto de los alimentos.

bottleloft-beer-_-970x646-c

El invento fue desarrollado por Brian Conti, un ingeniero de diseño de Charlotte, Estados Unidos, que dedica su tiempo libre a crear cosas que hagan la vida más simple.

Bajo la marca Strong Like Bull Magnets, Conti ideó un riel plástico que contiene tres imanes de neodimio grado N52, los más potentes en el mercado. Esta franja se pega al techo del refrigerador con una película 3M de gran adherencia.

bottleloft-installed-970x646-c

Los imanes son capaces de atraer las tapas metálicas de las de las cervezas, por lo que éstas quedarán pegadas al techo del refrigerador, en el lugar ideal para mantenerlas frescas y aprovechar mejor el espacio de tu heladera.

BottleLoft está en una exitosa campaña en Kickstarter, donde ya reunió el dinero necesario para llevar adelante el proyecto, a casi un mes del término. Para adquirir este producto, solo debes comprometer un mínimo de US$20 para comprar el riel para tres cervezas y solo US$8 para el envío dentro o fuera de Estados Unidos.