Hay una buena razón para dejar de usar esa lámpara a gas tan querida y que tantas noches de camping nos ha iluminado (y entregado calor).

Sucede que así como han cambiado las carpas, también lo han hecho las lámparas. Y el mejor ejemplo es el nuevo producto de la empresa Brunton: la Lightwave Lamp.

¿Cuáles son sus ventajas? Muchas. Como todo gadget de esta época, trata de reunir muchas funcionalidades apreciadas por alguien que le guste la naturaleza sin renunciar a esas pequeñas grandes comodidades de la modernidad:

  • Es una lámpara LED de 400 lumens, por lo que no genera un calor excesivo, lo que la hace una buena compañera dentro de la carpa en climas demasiado calurosos.
  • Es recargable. Pero además es capaz prestarte su batería de 10,000 mAh para que puedas recargar tu teléfono, el GPS o el tablet en alguno de sus tres puertos USB.
  • Puedes conectarte a la lámpara vía Bluetooth y así controlar su luminosidad.
  • Posee un parlante interno para que puedas escuchar tu música vía Bluetooth.

Una de las gracias escondidas de esta lámpara es que tiene luces de color intercambiables que destellarán con la música que reproduzcas, por lo que el camping puede transformarse en una seudo-discotheque al aire libre. Finoli.