Cuando nos aburramos de este planeta, cuando terminemos de dejarlo inservible e invivible todos vamos a morir. ¡Kaput!, ¡C’est fini! A menos que revirtamos el proceso de destrucción que sufre la Tierra o encontremos algún mundo en el Universo que tenga las mismas características que nuestra canica azul.

La NASA -agencia espacial estadounidense- está haciendo una parte de la tarea y por años ha mirado el vecindario, buscando un lugar que cumpla con los requisitos de la vida. La lista de candidatos es larga, pero hasta ahora nada había capturado su atención como lo ha hecho Kepler 452-b, un planeta al que ya se le llama “la prima de la Tierra”.

“Este excitante resultado nos lleva un paso más cerca para encontrar una Tierra 2.0”

John Grunsfeld, administrador asociado de la NASA

¿Qué tiene Kepler 452-b para convertirlo en un planeta tan similar al nuestro?

  • Tiene un sol similar al de nuestro sistema solar
  • Está en la zona habitable o el área alrededor de una estrella en que podría haber agua líquida en la superficie de un planeta que la órbita
  • Está solo un 5% más lejos de su sol que la Tierra del suyo
  • Su órbita es similar: un año equivale a 385 días
  • Si bien su diámetro es 60% mayor a la Tierra, es el planeta más pequeño encontrado en la zona habitable
  • Si bien su masa y composición no está determinada, se cree que es rocoso

Tierra vs Kepler

Prometedor, pero hay dos malas noticias.

  • Kepler 452-b es más vieja que la Tierra y experimenta un efecto invernadero que podría ser el mismo que sufrirá la Tierra en un millón de años
  • Está a 1.400 años luz de distancia. En términos humanos, llegar a Kepler 452-b tomaría más de 25 millones de años, en la nave más rápida de la cual disponemos hoy

🙁 Carita triste. Igual, mientras encontramos la forma de viajar a mundos tan lejanos en tiempos más humanos, esto nos lleva a un consejo más a la mano y realista: ¡cuiden la casa donde viven!