Figuras deportivas como rostros de una marca. La ecuación no es una novedad, pero sigue siendo efectiva. Ahí está Marcelo Salas vendiendo Head and Shoulders, Alexis Sánchez con Movistar o Gary Medel en Banco Santander. Algo también le cae a los técnicos. Imposible olvidar a Manuel Rodríguez en los avisos de Clos de Pirque o a Manuel Pellegrini vendiendo AFP Cuprum con la misma cara con la que contaría un chiste.

Hoy es el turno de Claudio Bravo, arquero de la selección chilena, y quien acaba de fichar como embajador de Samsung.

Para la ocasión, el capitán de la Roja y portero del Barcelona de España colgó los guantes, y se puso traje y corbata:

“Cuando se da la posibilidad de un auspicio, se busca una marca que se parezca a uno. Samsung es una marca seria, líder a nivel mundial y a mí me representa mucho por esos aspectos que transmite de confianza, liderazgo y seriedad “.

Claudio Bravo (2)Bravo será parte de la campaña “Nos mueve lo mismo, vamos juntos por más”, la cual incluirá diferentes piezas publicitarias, incluyendo un spot en TV donde mostrará su faceta de líder fuera de la cancha. Para la gerenta de márketing de Samsung Chile, Alejandra Aparicio, el acuerdo con el arquero es una forma de inspirar a sus clientes:

“Con esta alianza queremos entregar un verdadero símbolo a nuestros consumidores, de que pueden ser los capitanes de sus vidas y lograr todo lo que se propongan, porque el siguiente paso siempre es mejor”

Claudio Bravo (1)