Vivimos esclavos de nuestros smartphones. Amamos sus apps, tener notificaciones y ser adictos de los botones “refresh” y “actualizar” para ver qué es lo nuevo que nos trae el mundo digital. Es una relación enfermiza que a algunos los hace pensar en tiempos pretéritos, donde no todo era pantallas LED, Snapchat o Instagram.

Un ejemplo es la gente detrás de Zanco tiny t1, un teléfono que vuelve a los tiempos de los flip phones y que cuya mayor gracias es haber sido reconocido como el celular más pequeño del mundo.

Literalmente, cabe en la palma de tu mano.

Pequeñísimo, míralo aquí en comparación a una moneda.

El Zanco tiny t1 pesa apenas 13 gramos y sus dimensiones son realmente mínimas: 4,67 cm. de alto, 2,1 cm. de ancho y 1,2 cm. de grosor.

Dentro de sus características destaca una agenda con memoria para albergar 300 números, 50 SMS y 32RAM. Su pantalla es OLED y su cargador es Micro USB. Sus creadores lo venden como un excelente teléfono de respaldo y no está demás decir que su tamaño permite realmente llevarlo en todas partes.

Su batería es mejor que la de tu smartphone. Puede durar tres días en stand by y 180 horas de conversación.

El Zanco tiny t1 hoy es un proyecto financiado en Kickstarter y sólo cuesta USD 47. Funciona con redes 2G, así que asegúrate de que esta red aún esté disponible donde vives antes de comprar uno.