GoPro, la cámara digital HD, se ha transformado en un paradigma cuando hablamos de dispositivos de video de alta definición diseñados para registrar tus aventuras al aire libre. Alrededor de ella, así como de cualquier producto realmente exitoso, se ha creado un universo de accesorios tendientes a sacar el máximo provecho de sus potencialidades y de la creatividad de su dueño.

Probablemente el ejemplo más notable sea el DJI Phantom: un cuatricóptero radiocontrolado cuya principal característica es incorporar un soporte de montaje para la GoPro, de manera de lograr tomas aéreas en alta definición.

Sistema de iluminación: asiste en la orientación de la cámara al operador del radiocontrol.

Sistema de iluminación que asiste al piloto en el vuelo nocturno.

Sus principales características son:

  • Incluye un control remoto y receptor que funciona con 4 pilas AA y que se comunica con el Phantom a través de una frecuencia de 2.4 G ISM, lo que permitiría poder volarlo a una distancia máxima de 300 metros.
  • Permite volar entre 10 y 15 minutos aproximadamente.
  • Su velocidad de desplazamiento aproximada es de 36 Km/h en forma horizontal y 21,6 Km/h en vuelo vertical.
  • Debajo de cada brazo tiene luces de colores para asistir a los pilotos en el vuelo nocturno. De esa manera, a través de los colores se puede saber hacia donde está apuntando la cámara instalada.
DjiPhantom_AntiJello_Filter

Accesorio (inferior) para mitigar el efecto Jello o gelatina que provoca vibraciones en la cámara.

Sin embargo, probablemente la característica más relevante sean los sistemas que permiten asistir al piloto en pleno vuelo para que éste sea más sencillo. En este sentido, el DJI Phantom cuenta con un sistema de piloto automático denominado Naza-M que, junto a un GPS, permite facilitar el funcionamiento con controles de altitud configurables y un sistema inteligente de orientación (IOC, por sus siglas en inglés) que no depende exclusivamente de la dirección de la nariz del aparato, sino que se puede elegir qué es lo que el piloto entenderá como “ir hacia adelante”: si está en relación de la nariz del DJI Phantom o lugar desde donde partió.

El único y quizás gran problema que ha presentado este cuatricóptero es el llamado efecto Jello: algunos usuarios han indicado que el DJI Phantom hace que la imagen tirite como una gelatina a consecuencia del movimiento de las hélices y la transmisión de esta vibración a través de la estructura, además de las condiciones naturales del vuelo. Algunos, incluso, han publicado vídeos de diversos ajustes y/o modificaciones efectuadas en el Phantom con el objetivo de tener un mejor resultado en sus grabaciones:

Si esto último no te detiene y tienes los casi US$ 700 que cuesta este drone, puedes comprarlo en la tienda de DSLRPro (link) http://www.dji-innovations.com/products/phantom/overview/.

Acá te presentamos algunos vídeos grabados por usuarios del DJI Phantom: