Cuando hablamos de prótesis, normalmente se nos viene de inmediato a la mente la idea de un reemplazo. De una forma de suplir la falta de una pieza o extremidad, ¿cierto?

Bueno, te tenemos novedades, flaco…

Dani Clode es una chica que viene a desafiar por completo esta idea. Para su trabajo de graduación de la Royal College of Art de Inglaterra, creó ni más ni menos que un sexto dedo que podrías agregar a tu cuerpo. O, como ella lo llama, el Tercer Pulgar.

Se trata de un dedo que puede ser fácilmente controlado gracias a un dispositivo adosado al brazo, muy cerca de la muñeca. Los movimientos que se registran en esta parte de la extremidad son transmitidos a dos motores que, a su vez, le dan vida a este pulgar adicional.

Interesante, ¿o no?

La idea de Dani es que seamos capaces de conversar seriamente respecto de la definición de “habilidad”, dado que este tercer pulgar lo que hace es extender o, eventualmente, mejorar el desempeño de la mano humana.

O sea, tendrías un dedo adicional para tocar en la guitarra un acorde especial, más soporte para acarrear las copas en una fiesta. Bueh, y ni hablar de los usos en la intimidad…

Según Clode, este invento hace honor al significado original de la palabra prótesis…

El origen de la palabra “prótesis” significa “agregar, poner en“, no arreglar o reemplazar, sino extender. El proyecto de El Tercer Pulgar está inspirado por el origen de la palabra, explorando el aumento humano con el objetivo de replantear las prótesis como extensiones del cuerpo

Todos los días se aprende algo nuevo. Ahora… ¿te animarías a usar uno de estos dedos? Acá puedes verlo en funcionamiento antes de dar una respuesta:

Dame esos seis.

Sobre El Autor

Periodista, romántico empedernido, sufridor confeso. Su vida es una película, una comedia romántica con toques dramáticos, pero comedia al fin y al cabo. Cree en Dios para los partidos de la Selección o cuando no puede olvidar a una fémina. Ama el tango y el Glam-Rock, pero no odia el reggaetón. No le gusta como sale en las fotos.