Todos queremos que nuestros hijos sean más inteligentes y felices. Al menos, más que nosotros. Que las cosas les cuesten menos, que sean personas plenas. Y para eso somos capaces de todo, incluso de comprarles cosas que a veces no necesitan.

El aparato que te vamos a mostrar ahora no cae en la categoría de los regalos inútiles. Incluso, deberías considerarlo seriamente si alguno de tus retoños no deja de tironearte el pantalón diciéndote “quiero un drone, quiero un drone, quiero un drone“. ¿Qué hace tan especial este dispositivo? Que es un drone modular, un drone que tu brillante hijo, tan inteligente que salió, podrá armar y luego programar para su funcionamiento.

Así es, Einstein. Tu heredera o heredero podrá armar este dispositivo tal como si fuera un rompecabezas. Y nótese que no estamos hablando de un cuatricóptero, porque en realidad Airblock puede transformarse en lo que quieras. Una imagen vale más que mil quinientas explicaciones…

088298031ad477f92640ce572765bb60_original

El aparato está compuesto por un kit de montaje al cual tu hijo podrá adosarle los módulos que contienen una hélice. Todos los módulos están hechos de espuma de plástico muy liviana, por lo que evitarás riesgos de golpes fuertes o que se rompa con facilidad. Para que sea aún más fácil el montaje, las piezas se adosan entre si a través de un medio magnético.

airblock

El modulo central del Airblock trae un procesador que será el que reciba las órdenes de movimiento enviado por la aplicación. Y ahí viene lo mejor, ya que tu hijo podrá programar el funcionamiento de Airblock gracias a una app nativa que cuenta con un lenguaje de programación visual.

Este drone está en una campaña en Kickstarter que ha resultado ser todo un éxito. Puedes comprarlo por US$ 99, pero conviene que te apures porque se están agotando.