La tecnología suele ser cruel con los early adopters, aquellas personas que no pueden vivir sin tener lo último de la tecnología en sus manos. Y es que a veces ni siquiera alcanzan a pagar la mitad de su última adquisición cuando su marca favorita lanza un nuevo modelo del gadget en cuestión, uno que viene con lo últimos-últimos-realmente-últimos avances técnicos y es un deber comprarlo.

Es lo que deben sentir los propietarios de los cuatricópteros DJI. Hace un tiempo, el DJI Phantom nos sorprendió como el soporte volador de una cámara GoPro. Luego, el Phantom II nos impresionó con una mejor facilidad de vuelo y un sistema de estabilización de tres ejes, además de un precio más accesible. Ahora, la empresa china nos tienta con una versión completamente remozada de su drone: el DJI Inspire 1.

La compañía con base en Shenzhen cambió por completo el diseño de este cuatricóptero con un sentido: lograr tomas de mejor calidad y hacerlo más fácil de actualizar. Para empezar, sus brazos de fibra de carbon pueden subir o bajar: con esto, hay muchas menos posibilidades de que las aspas del dispositivo aparezcan en la grabación, como suele suceder con las actuales versiones.

Además, la nueva cámara puede ser extraída de manera muy sencilla no sólo para transportarla, sino también para mejorar las capacidades del drone a futuro.

Captura de pantalla 2014-11-17 a la(s) 9.05.04

Y ya que hablamos de la cámara, una de las características principales de ésta es su capacidad de grabar en 4K (Ultra High Definition) a 24-30 fps. Mejor aún, para esas escenas en slow motion (“cámara lenta”), este aparato es capaz de grabar hasta 60 fps en resolución de 1080p.

Para los profesionales del video, los que quieren prestar servicios a canales de televisión o productoras de eventos, el DJI Inspire 1 trae una prestación clave: la capacidad de transmitir en directo desde el drone a tu dispositivo de visualización a un máximo de 2 kilómetros y con una resolución de 720p.

Captura de pantalla 2014-11-17 a la(s) 9.31.33

Esta nueva versión tiene una serie de características que serán la delicia de los profesionales del video, pero también de los aficionados:

  • El dispositivo soporta dos controles remoto. Por ende, puede ser operada por dos personas: una que se encargue del vuelo y la otra de controlar la cámara.
  • En interiores no se puede usar un GPS para ayudar en el control del drone. Por ende, este dispositivo incorpora una cámara especial y la emisión de ondas sónicas con el objetivo de que puedas hacer tomas dejando fijo el cuatricóptero incluso cuando no hay GPS disponible.
  • Trae una aplicación nativa completamente nueva que permite un control completo de la nave.
  • Posee un sistema de administración de batería que es capaz de mostrarte el estado de cada una de las celdas y avisar cuando es el momento de dejar de volar y volver.

 Este es el video de presentación del Inspire 1.