El arma por definición de un buen Jedi es el sable láser. Con él se han brindado las más importantes batallas entre el bien y el mal, manifestadas normalmente en un duelo a muerte en donde podías perder la vida y, en el mejor de los casos, quedar con una mano menos.

En la vida real o, más bien, fuera del universo Star Wars, andarse dando sablazos puede ser peligroso. Porque, por muy realista que quieras hacer tus cosplays, eso de usar un tubo fluorescente es riesgoso y poco práctico: por un lado, puedes propinarle sendos cortes a tu rival y romper el arma Jedi al primer sablazo. Ni hablar de las réplicas plásticas que han inundado el mercado: quebradizas y que pueden causar dolor en tu oponente.

Por eso, los capos de la empresa Calimacil crearon una réplica del arma de Luke que va a dejarte gozando como cabro chico, sin temor de que debas pagar la hospitalización del contrario. Se llama Foam LEDSaber y, como su nombre lo indica, se trata ni más ni menos que una espada hecha con espuma y una luz LED que la hará brillar dignamente, igual que el arma de Obi Wan.

sableled-2

La espada está hecha de una espuma plástica prácticamente indestructible. Se puede golpear y aplastar sin provocar ningún daño en el sable y mucho menos en tu compañero de juegos. Pero además, el realista mango esconde una serie de sistemas electrónicos que te permiten:

  • Comunicarse con el smartphone vía Bluetooth. Gracias a eso, podrás personalizar los efectos de luz de la espada, de manera de cambiar el color del sable a rojo, azul, verde, naranjo y otros.
  • Incluye un pequeño parlante que emitirá los sonidos de un verdadero (si, verdadero en el universo Star Wars) sable de Jedi.

El sable está en una exitosa campaña de crowdfounding en Kickstarter y la buena noticia es que ya alcanzó el dinero necesario para su fundación. Significa que si este ha sido tu sueño de niño, puedes tener un sable LED por US$ 225.

Este video te muestra todo lo que necesitas saber: