El Mobile World Congress de Barcelona 2015 fue el campo de batalla escogido por Samsung para presentar las armas con que busca mantener su poder en el mercado de los smartphones. Corrido el velo, asomaron el Galaxy S6 y el Galaxy S6 Edge, dos máquinas que encantan a golpe de vista.

Dentro de sus cualidades externa, la nueva línea destaca por un cuerpo que combina metal y vidrio, materiales que los hacen mucho más resistentes con relación a sus antecesores. A ello se suma el sorprendente diseño del Galaxy S6 Edge, el primer celular de la familia con pantalla curva hacia los costados

Galaxy S6 Edge

La pantalla curva del Galaxy S6 Edge

En su interior también hay novedades. Una de las principales es el cambio de procesador: se cerró la colaboración con Qualcomm y se reemplazó por un Exynos de ocho núcleos. Tendrá 3GB de RAM y tres opciones de almacenamiento: 32, 64 y 128GB.

¿Otra novedad? Su sistema de carga es inalámbrico. La batería, prometen, tendrá mayor duración y aseguran que una carga de 10 minutos permitirá un uso de al menos 4 horas.

Samsung, por cierto, no ha olvidado las funciones fotográficas, introduciendo una cámara frontal de 5MP y una trasera de 16 MP. El modo cámara, además, tendrá un inicio rápido (0,7 segundos) al apretar dos veces el botón inicio del aparato.

A mediados de años se incorporará el sistema de pago Samsung Pay.

“Al escuchar a nuestros consumidores y aprender de nuestros aciertos y nuestros tropiezos, continuamente empujamos nuevas ideas y tecnologías. Con un diseño reimaginado, una red robusta de socios y servicios novedosos, el Samsung Galaxy S6 y el Galaxy S6 Edge ofrecen a los usuarios la máxima experiencia en opciones de smartphones”, JK Shin, CEO y director de la división de comunicaciones móviles de Samsung.

Samsung Galaxy S6 y el Galaxy S6 Edge estarán disponibles en colores blanco perla, negro safiro y oro platinum. Cada uno, además, tendrá un color personalizado: azul topacio para el S6 y verde esmeralda en el caso del Galaxy S6 Edge.

¿Cuándo llegan a las tiendas? Estarán en las vitrinas a partir del 10 de abril en 20 países (incluyendo Chile), aunque la preventa se inicia el 23 de marzo.