Nos hemos pasado los últimos meses hablando de drones como la gran maravilla, el juguetito nuevo para comprarse, aquello que todos están disfrutando. Y mientras eso pasaba, mientras nos impresionábamos con esas cámaras voladoras, la empresa GoPro estaba calladita, con muy bajo perfil, preparando su nueva sorpresa. Y nos sorprendió.

Con un nuevo diseño que dista bastante de lo que estábamos acostumbrados, la empresa lanzó su Hero4 Session, una cámara de acción muy pequeña y liviana con prestaciones que te harán considerar la venta de tus antiguas GoPro.

Para empezar, la cámara es cuadrada (mide la mitad de una GoPro tradicional), pesa solo 74 grs. y no necesita de una carcasa a prueba de golpes y de agua: viene construida desde ya con una protección que permite sumergirla en el mar o la piscina, además de aguantar caídas propias de un deporte de riesgo. Además, las funciones principales se pueden controlar presionando un solo botón.

CHDHS-101_main3

Pero vamos a lo que más importa, el video. Su tamaño no es sinónimo de limitación y lo bueno de esta cámara es que permite la grabación de hasta 1920×1440 pixeles de resolución a 30 y 35 fps. Si lo tuyo es la grabación en slow motion, tranquilo: la cámara soporta hasta 100fps en el digno tamaño 720p y hasta 120 fps en WVGA (848×480). Si se trata de fotos, esta cámara trae las modalidades ya conocidas: un solo disparo, timelapse y ráfaga permiten capturar fotos a 8 MP.

La mejor noticia de todas: si te llenaste de accesorios de montaje para tus GoPro anteriores, no tienes que venderlos junto con tu cámara o botarlos. La Hero4 Session es compatible con todos ellos pues mantiene la misma forma de conexión que ya conoces.

CHDHS-101_life3

La Hero4 Session tiene una autonomía estimada en 2,5 horas gracias a su batería de 1030 mAh. Además, incluye dos micrófonos con cancelación de ruido, trae WiFi y Bluetooht para controlar la cámara conla aplicación para smartphones o con el Smart Remote, el control remoto especial desarrollado por GoPro.

La cámara se vende en dos ediciones que sólo se diferencian por los soportes incluidos: versión standard y versión surf, esta última con el tradicional montaje FCS, el surfboard mount y los sujetadores (camera tethers). El valor al que saldrá al mercado es de US$ 399.99.

Acá puedes ver un video con mayor información sobre el nuevo chiche de GoPro.