Sabemos que el olor de la tinta en el papel es insuperable. Que la lectura de un libro es un placer que nunca será sepultado por las nuevas tecnologías. Sin embargo, tampoco es malo convivir con ellas. Amazon captó el mensaje y ha logrado entrar en la ecuación editorial con su lector Kindle.

¿Vas de vacaciones con 10 libros para leer? Quizás es mejor un Kindle. Más liviano y más cómodo. Sobre todo ahora con el último anuncio de Amazon: el Kindle Oasis, un lector que promete facilitar aún más el ejercicio de la lectura electrónica.

De partida es un gadget 30 por ciento más delgado que sus predecesores y veinte por ciento más ligero. Pesa apenas 130 gramos, el equivalente a una taza de harina, pero su liviandad no lo hace un aparato débil: está construido con un polímero especial que lo hace resistente.

Hay más. El concepto detrás del Kindle Oasis es extender la lectura y hacer la experiencia más cómoda para sus usuarios. El epítome de esto es que el gadget está diseñado para ser maniobrado con una sola mano. Para voltear una página se puede tocar la pantalla o uno de los botones instalados en su barra lateral. Si piensas que el Kindle Oasis es para gente diestra, te equivocas. El lector tiene un acelerómetro que rota la pantalla, convirtiéndolo en un objeto amistoso para los zurdos.

Para el final su sistema de batería dual (batería en el equipo y batería en su funda) que ayudan a extender su funcionamiento por semanas. Nada mal.

El precio del Kindle Oasis es de 289,99 dólares.