Por alguna razón desconocida, lo digital ha reforzado lo análogo. Y esto es particularmente evidente en las fotografías. En vez de reemplazar o eliminar por completo las fotos en papel, el surgimiento de más avanzadas cámaras digitales ha venido asociado al renacer de un espíritu analógico que trata de rescatar románticamente el look de las fotos de antaño y la posibilidad de tocarlas, escribir encima de ellas, llevarlas en la billetera.

LifePrint parece responder a esta necesidad de poder tocar las imágenes de tus seres queridos o de aquellos momentos irrepetibles de tu historia personal. Consiste en una pequeña pero poderosa impresora que podrás llevar a todas partes (o dejar en tu casa) que te permitirá imprimir de inmediato tus fotos y las de tus amigos sin necesidad de estar conectado por cable a ella.

app_lifeprint

La App hace una parte importante de la magia

Parte de esta magia la hace el hecho de que la impresora pueda recibir información a través de redes WiFi y conectividad Bluetooth. Si estás en la calle y dejaste este gadget en la casa, podrás utilizar tu conexión 3G para mandar a imprimir tus fotos desde cualquier lugar.

Todo esto es posible gracias a una completa aplicación para iOS o Android que, además de permitirte enviar la información a la impresora, te entrega opciones de edición fotográfica:

  • Aplicar filtros de colores
  • Combinar muchas fotos en una sola
  • Agregar texto
  • Agregar y seleccionar distintos tipos de bordes
  • Recortar

Pero además, esta aplicación transformará a tu impresora en un dispositivo social. Tanto que, si tienes amigos o familiares a quienes deseas dar permisos para imprimir fotos, ellos podrán hacerlo remotamente sin necesidad de contar con tu autorización por cada foto que deseen imprimir.

La App además permite que puedas agregar contactos, manejar la cola de impresión, compartir fotos con tus amigos y manejar tus opciones de privacidad.

La impresora está en etapa de fundación en Kickstarter. Necesita de US$200.000 para transformarse en realidad y a la fecha lleva poco más de US$65.000, cuando queda un mes de campaña.