Los olvidadizos, aquellos que dejan las llaves en cualquier lugar, lo agradecerán. También los que comparten una oficina y no quieren tener que cambiar la chapa cada vez que los eventuales inquilinos se van. Ya está en etapa de pre-orden la cerradura Lockitron: un dispositivo de seguridad que te permitirá abrir y cerrar tu puerta con tu teléfono celular.

Consiste en un dispositivo que se coloca por el lado de adentro de la puerta y se apoya en la perilla de seguridad que ya tienes en tu casa. Solo debes destornillarla un poco, poner la placa que sostendrá Lockitron, volver a atornillar y colocar esta cerradura inteligente encima.

Lockitron tiene una serie de características que la hacen un interesante invento, digno de ser adquirido:

  • Puedes abrir una puerta o cerrarla a distancia gracias a una aplicación nativa para smartphones. Requiere que tengas conectada la cerradura al WiFi.
  • Puedes agregar a tus amigos o a cualquier persona que desees para darle permiso de abrir y cerrar la puerta con su respectivo teléfono.
  • Tiene un par de sensores que te avisan cuando alguien está tocando la puerta o cuando la puerta es abierta con la llave. La cerradura te enviará una notificación al smartphone de manera que te enteres.
  • Funciona con cualquier teléfono. Obviamente, lo más sencillo será usar un smartphone y la aplicación especial para Lockitron. Sin embargo, con un teléfono antiguo puedes mandarle mensajes de texto a la cerradura para abrirla o cerrarla.
  •  Con iPhone 4 o 5 podrás abrir la puerta con solo acercarte gracias a Bluetooth 4.0.

iphone-users

El dispositivo cuesta solo US$179 y podrás elegir uno de los cuatro colores con que se presenta la chapa. Gracias a ese precio y a las características del producto, los creadores de esta cerradura pudieron juntar una enorme cantidad de dinero para llevar adelante la iniciativa.

Si bien Lockitron no es el único proyecto de esta naturaleza, probablemente parte de su éxito arrollador se deba a ese matiz heroico que hay tras su creación.

Inicialmente, la cerradura fue rechazada por el sitio de crowdfounding Kickstarter debido a que consideraron que el producto entraba dentro de los artículos de mejoramiento para el hogar prohibidos en las políticas del sitio.

Cameron Robertson y Paul Gerhardt, sin embargo, creyeron en el proyecto y decidieron que debían juntar los US$150.000 que necesitaban para llevarlo adelante. Lo que hicieron entonces fue darle un golpe de vuelta a Kickstarter. Primero, crearon un software de código libre para que cualquiera pueda montar una iniciativa de crowdfounding. Lo llamaron Selfstarter. Con este programa instalado en su sitio web, Cameron y Paul lograron recaudar en solo cinco días el dinero necesario. Hoy ya van en más de 2 millones 200 mil dólares y más de 14 mil personas ya reservaron al menos una unidad de Lockitron.

Acá te dejamos un video que muestra las principales características de esta innovadora cerradura.