Probablemente, alguna vez oíste el concepto “dormir apurado”. Quizás fue un miércoles cuando quedaban solo unas tres o cuatro horas para que sonara el despertador para ir al trabajo y tu recién venías saliendo del bar o el pub.

IntelClinic asegura haber creado el producto ideal para estas ocasiones, la primera máscara para dormir que te ayudaría a tener un sueño más reparador en menor cantidad de horas. La promesa de la empresa con sede en California es que esta eficiencia se manifestará en 4 horas extra al día, 28 horas en una semana. En un año ahorrarías casi 61 días completos (1460 hh) que podrías usar en otras actividades.

La máscara de llama NeuroOn y, según aseguran sus creadores, es una completa agenda para el dormir. Consiste en un monitor de ondas cerebrales cuyo principal rol es modificar tu patrón de sueño desde uno monofásico a uno polifásico. Es decir: un patrón centrado en reducir entre 2 a 6 horas el tiempo necesario para dormir diariamente.

render

La máscara tiene sensores que detectan señales biológicas.

El truco detrás de esta técnica está tomar siestas de entre 20 y 50 minutos repartidos a lo largo del dí­a con el objetivo de estar más tiempo en estado de vigilia, que es el que usamos para trabajar o divertirnos. Quienes han logrado dormir de esta manera aseguran estar más frescos que si te acostaras las tradicionales 8 horas.

Los creadores de NeuroOn recogieron este conocimiento y desarrollaron un prototipo funcional de máscara para dormir que, junto a una aplicación para smartphone, mide señales biológicas como las ondas cerebrales (EEG), tensión muscular y movimientos del ojo.

El antifaz se conecta con la App a través de una conexión Bluetooth 4.0. La aplicación irá capturando los datos enviados por NeuroOn y los irá analizando con el objetivo de despertarte inmediatamente después de la fase REM, lo que te permitiría sentirte descansado y energizado.

IntelClinic lanzaron esta iniciativa al sitio de crowdfunding Kickstarter, lugar donde a solo unos días de su lanzamiento llevan poco menos de un tercio de los US$100.000 que requieren para su fabricación, lo que demuestra el entusiasmo de muchos que quieren seguir los pasos de Da Vinci, Nicolás Tesla, Winston Churchill, entre otros reconocidos personajes que habrían adoptado el sueño polifásico.