El Samsung Gear S3 fue una de las grandes novedades que la marca coreana preparó para este 2017. Lo presentamos debidamente cuando aterrizó en el país con sus dos modelos: Classic y Frontier. Y, para ser bien honestos, llegó a combatir en el océano rojo de los relojes inteligentes en un mercado pequeño como el chileno, pero cuyos habitantes están dispuestos a invertir en tecnología cuando el producto tiene un diseño atractivo y cumple con sus objetivos.

En XY tuvimos la oportunidad de probar el modelo de entrada al mundo de los Gear S3, el Frontier, que en Chile se puede adquirir en tiendas de retail y especializadas a un precio aproximado de $299.990.

Como siempre, nos enfrentamos a la prueba utilizando nuestra modalidad preferida: F.T.M. (ustedes saben, “olvidémonos del manual”, para ponerlo en un castellano más pulcro), pensando siempre que “si un producto está bien diseñado, no necesitas leer el manual”.

FICHA DE LA PRUEBA

  • Producto: Samsung Gear S3 Frontier
  • Tipo de Producto: Smartwatch
  • Batería: Entregado sin carga.
  • Accesorios: Cargador de contacto, con transformador conectable por USB
  • Smartphone: Fue probado en conjunto con un iPhone 6 16 GB
  • Días de prueba: 5 días.
DETALLES DE LA PRUEBA
  • Configuración

La configuración del smartwatch es extremadamente fácil. Sólo debes descargar la aplicación nativa Gear S que está disponible para iOS y Android, activar el Bluetooth en tu teléfono y sincronizar el smartphone con el smartwatch.

El proceso es muy simple y con una buena mensajería, por lo que no vas a tener problemas para unir ambos dispositivos y empezar a funcionar. De hecho, el reloj tiene una explicación paso a paso de las principales funciones y el uso que puedes darle a la rueda y a los botones.

  • Notificaciones y usabilidad

Si la facilidad del proceso de parear ambos dispositivos es llamativa, también lo es la recepción de notificaciones. Tengas Twitter, Facebook, WhatsApp, Telegram u otra app, el Gear S3 va a recibir todas las notificaciones y te avisará de su recepción a través de una suave vibración. No será necesario que tomes tu teléfono para revisar, ya que el texto se despliega en pantalla. De esta manera me enteré de todos los mensajes importantes, incluyendo la llegada de correos electrónicos.

Recibir llamados es un proceso parecido, aunque en este caso tendrás que tomar tu teléfono para hablar.

  • Registro de sueño

Una de las grandes aplicaciones que tiene incorporado el reloj es aquella del registro del sueño. Sin necesidad de abrir la aplicación Gear S tendrás una rápida visualización del tiempo que dormiste de manera ligera o más profunda, así como el tiempo que estuviste inquieto. Todo está presentado de una forma muy gráfica y amigable, por lo que probablemente este será tu uso favorito para el reloj, particularmente si te preocupa la calidad de tu dormir.

  • A moverse

En lo que se está transformando en una constante en los smartphones y health bands, el Frontier se encargó de llamar la atención cuando permanecía mucho tiempo inmóvil, algo que es muy común cuando trabajas en una oficina.

Por supuesto, el estímulo que pone este reloj es que te superes día a día en la cantidad de pasos y para eso te empieza a recordar periódicamente, cada una hora, la necesidad de levantarse del asiento.

 

  • Autonomía

En este ítem el reloj de Samsung tiene un gran desempeño. Sorprendente, podríamos precisar, considerando la gran cantidad de notificaciones que recibí durante el período de prueba.

Cuando lo recibimos, el smartwatch venía completamente descargado, así que lo pusimos en su dispositivo de carga por contacto durante unas horas y el reloj quedó listo para empezar.

Luego de empezar a usarlo, vino la sorpresa: el reloj duró más de cinco días cargado y estamos seguros de que tenía carga para mucho más si no hubiéramos tenido que entregarlo.

  • Diseño y materiales

El reloj tiene un diseño clásico, por lo que es muy sobrio y elegante. La esfera que podemos usar es bastante tradicional, pero la podemos cambiar por cualquiera que esté disponible en la tienda de aplicaciones de Samsung. Hay algunas esferas gratuitas y otras pagadas.

Si miras la pantalla desde cierta distancia, no encontrarás una diferencia importante con lo que podría ser la esfera física de un reloj. Sin embargo, cuando miras más de cerca puedes notar que estás mirando un dispositivo digital. En ese sentido, la resolución no parece aceptar un mayor nivel de detalle.

El Frontier es relativamente liviano, tiene una correa ajustable cómoda que no provoca sudor en la muñeca. La parte trasera del reloj incorpora los lectores que permiten monitorear tu actividad. El tamaño es relativamente grande, aunque puedes guardarlo debajo de la manga de tu chaqueta.

CONCLUSIONES

Estamos frente a un reloj que impresiona por su autonomía y que gusta por la calidad de sus materiales.

Es llamativa la facilidad de uso, tanto en lo que se refiere a la configuración como a la operación diaria. Su aplicación de monitoreo de sueño se lleva todos los aplausos y es un buen dispositivo para usar en todo tipo de actividades, incluyendo las deportivas. Es relativamente grande, pero eso puede ser una gran ventaja para su visualización en todo tipo de escenarios.

Un buen reloj para llevar a tu muñeca, independiente de qué tipo de smartphone tengas.