DJI sigue dando que hablar en el mundo de los cuatricópteros de consumo masivo. El último producto que tiene a los chinos en boca de todos es Spark, un mini-drone que puedes controlar a través de gestos realizados con la mano, tal como si fueras un Jedi.

DJI parece haber hecho una apuesta por abarcar todos los segmentos posibles de mercado y Spark viene a clavar bandera en un espacio ocupado por competidores como Hover Camera, que centraron su atención en el video o la foto selfie. Quizás por eso, los chinos se encargaron de fabricar un cuatricóptero pequeño, con un cuerpo que es un poco más grande que la palma de un adulto.

Además procuraron que tuviera un despegue fácil, gracias a la tecnología FaceAware que detecta el rostro del dueño.

El Spark incorpora modos de vuelo que permiten un fácil funcionamiento para usuarios con bajos conocimientos en el tema y que simplemente quieren tomar fotos o grabar videos con rapidez. Para ello, debes usar la aplicación para smartphones DJI Go 4.

También puedes marcar un objetivo (una persona o un objeto) y el drone volará en círculos o espirales alrededor de él o lo usará como centro para grabar un descenso o un ascenso. Incluso tiene la capacidad de volar en una dirección específica con solo tocar la pantalla del smartphone.

Sin embargo, donde el drone destaca por sobre su competencia es en la posibilidad de ser controlado a través de dos sencillos gestos.

1. Pon tu palma en frente del Spark y mueve tu mano hacia el lado donde quieres que vaya el drone. Spark se moverá hacia ese lado.

2. ¿Quieres una selfie? Haz el clásico gesto del marco (ambas manos, con los dedos índice y pequeño en forma de “L”) y el aparato tomará una foto.

Futuro.

El Spark tiene especificaciones interesantes. Su tiempo de vuelo aproximado es de 16 minutos, vuela a una velocidad de 50 km/h, puedes controlarlo a un máximo de dos kilómetros e incorpora un gimbal de dos ejes y una cámara de 12 MP.

Este drone está a la venta en el sitio de DJI por USD 499.