La miniaturización todo lo puede. Ya en alguna oportunidad hemos visto reflejado este fenómeno en impresoras fotográficas y computadores como interesantes ejemplos de la preocupación por diseñar y construir herramientas de trabajo más portátiles.

Cuando hablamos de un dispositivo para plasmar en papel lo que vemos en pantalla, habitualmente pensamos en un objeto de gran tamaño conectado a nuestro computador por cable USB o por red WiFi. Jamás se nos podría haber ocurrido poder andar con una impresora a cuestas para imprimir lo que sea y en cualquier lugar. Hasta ahora.

Un grupo de emprendedores de Israel agrupados bajo la marca ZUtA Labs crearon un impresora literalmente de bolsillo: 10×11,5 cms. que caben en la palma de tu mano.

Se trata de un robot que se posa sobre el papel en una superficie plana y es capaz de desplazarse e ir colocando tinta en los lugares adecuados para transferir un texto, un dibujo o figura. Pesa alrededor de 300 grs. e imprime lento pero seguro: 1,2 páginas por minuto, de acuerdo al prototipo actual. Por ahora, el dispositivo solo tiene un cartridge de tinta negra.

Este gadget está construido con un hermoso diseño y tiene una cubierta de policarbonato. Imprime a una resolución de 96×192 dpi y los fabricantes estiman que la versión final del producto tendrá mejor calidad que la actual.

Se puede conectar a tu computador con Linux/Windows/MacOS de forma inalámbrica a través de Bluetooth, tecnología que permite que tu smartphone con Android o iOS también pueda aprovechar la portabilidad de la impresora.

La batería es de polímero de litio y puede durar una hora en funcionamiento. Para cargarla deberás tener conectada la impresora por unas 3 horas a través de un puerto MicroUSB.

Actualmente, ZUtA Labs está en plena campaña para reunir fondos para hacer realidad esta impresora. Están juntando dinero en Kickstarter y a más de 20 días para el término están a punto de obtener los US$400.000 que requieren para iniciar su construcción.

 Video de la campaña en Kickstarter: