A DJI, la vedette china de los cuatricópteros, le salió gente al camino. Y esta nueva competencia que pretende ganarse un espacio dentro del infiel corazón del consumidor es ni más ni menos que una ingrata compatriota.

Xiaomi acaba de lanzar su MI Drone: un espectacular cuatricóptero que, de acuerdo a las características indicadas por el fabricante, es capaz de hacer exactamente lo mismo que el clásico DJI Phantom y por mucho menos plata. De hecho, si lo comparamos con el Phantom 3 en versión 4K, estamos hablando de al menos un 45% de diferencia…

Al ver el MI Drone estamos obligados a reconocerlo: al menos en el diseño, está más que basado en el Phantom de DJI, por mucho que Xiaomi diga que la inspiración vino de una libélula… Y si revisamos sus características, entonces se puede rápidamente asumir que estamos frente a una especie de “Phantom Killer”.

Para empezar, el MI Drone viene en dos versiones: HD (1080p) o 4K (UHD). Ambos vienen con un sistema de cuatro propulsores que se pueden sacar y eventualmente proteger gracias a cubre-aspas. La batería de los drones es de 5100mAh que, al menos nominalmente, permite una autonomía de vuelo de 27 minutos (2 minutos más que el Phantom).

mi-drone-xiaomi-camara

Si lo que te preocupa es la grabación de videos, estamos en presencia de una cámara de 104º de lente gran angular para poder captar al máximo las acciones. Viene montada en un gimbal de 3 ejes que es capaz de estabilizar hasta 2000 vibraciones por segundo.

Si lo tuyo es la Ultra Alta Resolución, te encantará saber que la cámara permite una imagen de 3840 x 2160 pixeles gracias a su sensor Sony de 12MP. Si te interesan las fotos, el drone permite guardarlas en formato RAW para que puedas editarlas con facilidad.

En 1080p, el dispositivo es capaz de grabar en 60 fps. Si quieres volar lejos, la cámara es capaz de transmitirte el video hasta 2 kms de distancia con muy baja latencia y a 720p.

mi-drone-xiaomi-control

Además de que puedes volar el drone utilizando su GPS incorporado, el MI permite varias modalidades de vuelo en piloto automático: puedes indicarle un camino que debe seguir de inicio a fin, puedes pedirle que de vueltas sobre un objeto que está en tierra o enviar a un lugar determinado. Lass maniobras de despegue y aterrizaje también permiten asistencia del piloto automático con solo presionar un botón.

Y ahora la mejor parte, el precio: la versión en 4K cuesta € 410 (frente a los casi € 900 del Phantom 3 4K) y la versión en 1080p cuesta alrededor de € 340 (ni cerca de los € 600 que cuesta el Phantom 3 Standard.

Este video es bastante inspirador si quieres un drone pero no quieres pagar las ganas: