Los drones son entretenidos. No solo por esa capacidad de volar, sino principalmente por la posibilidad que dan de captar el mundo, nuestro mundo, desde las alturas, desde una perspectiva nueva y divertida.

Sin embargo, no están al alcance de la mano de cualquiera. La mayor parte de ellos cuestan varios cientos de dólares y algunos incluso un par de miles.

Un grupo de emprendedores se abocó a la tarea de crear un cuatricóptero que tuviera características semejantes a los drones más caros de la industria, pero a un precio mucho más asequible y con un peso y tamaño que lo hicieran fácilmente transportable. Literalmente, para llevarlo en la palma de la mano.

Zano es el nombre de este proyecto que tiene una exitosa campaña en Kickstarter: a 30 días del término, han recaudado casi 5 veces las £125.000 (US$ 195.000 aproximadamente) que necesitaban para fundar la iniciativa.

drone_zano

¿Qué es lo que hace tan particular este drone?

Lo primero, el precio. Puedes tener la posibilidad de tener bellas fotos y videos aéreos por solo US$ 232. Lo segundo, se comporta como un drone de los grandes:

  • Se puede controlar con una aplicación nativa para iOS o Android conectada vía WiFi (802.11b/g/n 2.4GHz).
  • Es capaz de detectar cuando se está acabando la batería u vuelve solo a la ubicación establecida como “base”, que normalmente es tu smartphone. Con ello, disminuyen las posibilidades de perderlo.
  • Posee una cámara de 5 MP, que permite grabar video en HD.
  • Tiene una autonomía de vuelo aproximada de entre 10 y 15 minutos.

Captura de pantalla 2014-12-07 a la(s) 19.23.40

Una de las características interesantes es que su peso y tamaño reducidos lo hace un compañero ideal, quizás el único que necesites, para la toma de fotos al aire libre. A diferencia de sus parientes más grandes, lo puedes echar en una mochila y salir de aventura sin tanto aparataje. Esto es particularmente importante si le agregamos otras de las características del cuatricóptero:

  • No requiere un control remoto. Se controla solo con la aplicación nativa.
  • La aplicación de ZANO reconoce los movimientos del dispositivo móvil hacia adelante, atrás y los lados. También tiene joysticks virtuales.
  • Posee una modalidad “Sígueme” en la que el aparato registrará la distancia entre ZANO y tu smartphone. Luego puedes seleccionar que el cuatricóptero se quede en el lugar o que te siga mientras te vas desplazando. En este último caso, el aparato volará manteniendo la distancia con la que quedó configurado.