Al conocer el ZBoard 2, inevitablemente cae la pregunta: ¿qué sentido tiene tener un skateboard eléctrico? ¿No se supone que la gracia del skate es precisamente su “tracción humana”?

Entonces: ¿cómo se puede entender que los creadores del ZBoard 2 hayan logrado recaudar más de un 830% en su campaña de Indie Go Go? ¿Cómo se explica que hayan recaudado más de US$ 410.000 cuando la meta era solo de US$50.000?

Probablemente se logre entender luego de revisar sus características. Porque estamos frente a un skateboard que está pensado para ser un medio de transporte más que una herramienta para hacer maromas y ejercicios. Como dicen sus fabricantes: ideal “cuando es muy lejos para caminar y muy cerca para conducir”.

 

zboard-2-001El ZBoard 2 representa un verdadero avance respecto de su antecesor. Es cosa de mirar como era el ZBoard Classic para entender que estamos frente a un producto totalmente diferente. Menos rústico, más liviano, la nueva versión del skate eléctrico presenta interesantes características:

  • Tiene footpads delantero (acelerador) y trasero (freno) que responden de mejor manera. Son más livianos, además.
  • Tiene un motor brushless de 500W que es capaz de alcanzar 32 kph.
  • Su batería es más liviana y delgada.
  • Posee luz trasera roja y delantera blanca de LED para que automovilistas y ciclistas puedan verte en la noche.

El skateboard viene en dos versiones, distinguibles por el color de las ruedas:

20150106033144-side-by-side-boards-for-IGG

La versión Blue tiene una autonomía de 26 kms y se carga en 90 minutos. Pesa 7 kgs. y tiene ruedas azules que miden 90 mm. Puedes adquirlo en IngieGoGo desde los US$949.

La versión Pearl tiene una autonomía de 38,6 kms y se carga en 2,5 horas. Pesa poco más de 8 kilos y sus ruedas blancas miden 98 mm. Puedes adquirlo en IngieGoGo desde los US$1.119.

ZBoard 2 IndieGoGo Video from Intuitive Motion on Vimeo.